El gobierno colombiano responsabilizó a la corporación Empresas Públicas de Medellín (EPM) de la emergencia que se vive en la hidroeléctrica de Ituango, que obligó a la evacuación de familias que viven en las riberas del río Cauca, departamento de Antioquia, en el noroccidente del país.

El presidente Juan Manuel Santos envió una carta al gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez; al alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, y al gerente general de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, sobre la emergencia que se registra en Hidroituango.

El mandatario les recordó a los funcionarios que los dueños de este proyecto energético son el Departamento de Antioquia, la Alcaldía de Medellín y EPM.

Mencionó que desde que el gobierno fue informado sobre la situación de emergencia que se estaba presentando en Hidroituango, "por instrucciones mías, se instaló y se activó todo el sistema nacional de gestión del riesgo y un puesto de mando unificado bajo la coordinación del ministro de Minas y Energía”.

“Esto ha permitido que, por fortuna, no se hayan presentado pérdidas humanas a pesar de la gravedad de la situación. El director de la unidad de gestión de riesgo ha estado en permanente contacto con alcaldes y gobernadores para coordinar la evacuación y demás medidas de prevención”, añadió.

El gobierno nacional “no escatimará esfuerzos para proteger a la población y apoyarlos en el manejo de la situación que enfrentan. Finalmente les reitero la necesidad de mantener adecuadamente informada a la opinión pública”, concluyó el mandatario.

El ministro de Minas y Energía, Germán Arce, sostuvo que “todos los sistemas están activos, todos los protocolos se han activado, todos los recursos humanos y físicos ya están dispuestos desde el fin de semana pasado en terreno”.

“Estamos haciendo Puesto de Mando Unificado desde el pasado 7 de mayo. Lo hemos hecho consistentemente, todos los días, recibiendo todos los reportes e involucrando a todas las instancias que tienen responsabilidades en gestionar este tipo de situaciones”, explicó Arce.

De otro lado, el funcionario informó que se mantiene la orden de evacuación en cinco municipios de la zona de influencia de Hidroituango, al tiempo que hizo un llamado a los habitantes para que acaten y cumplan las instrucciones preventivas de las autoridades.

Desde la víspera se ordenó evacuar los cinco municipios que están en el área de influencia. "Esa instrucción se mantiene, se va a mantener, hasta que EPM nos dé condiciones que nos permitan garantizar que la gente pueda volver a sus residencias”, añadió.

“Eso no ha ocurrido, y por eso se mantiene la decisión de evacuar los cinco municipios aguas abajo, que son la vereda de Puerto Valdivia, Cáceres, Tarazá, Nechí y Caucasia”, agregó.

De acuerdo con el ministro, “en estos momentos, en el gobierno, estamos enfocados en gestionar la condición de emergencia y en evitar a toda costa que tengamos pérdidas humanas o al algún tipo de afectación a la población”.

Dijo que lo sucedido en Hidroituango es “un evento mayor que le ocurre a un proyecto, que está ejecutando una empresa, este no es un proyecto de obra pública que esté ejecutando el gobierno; evidentemente EPM es el responsable del proyecto y tendrá que dar todas las explicaciones de lo que ocurrió y de la manera cómo va a gestionar el proyecto hacia adelante”.