La Bolsa de Valores de Tokio cerró hoy al alza, impulsada por un rebote de Wall Street, al tiempo que los exportadores se beneficiaron de la debilidad del yen frente al dólar estadunidense.

El índice Nikkei llegó a subir más de 150 puntos cuando los inversionistas tomaron el corazón de un yen débil en medio de las expectativas de que las empresas japonesas revisarían al alza sus pronósticos de ganancias.

Un yen débil impulsa beneficios de las empresas japonesas en el exterior cuando son repatriados.

"Los fondos de cobertura compraron futuros sobre el yen débil y eso llevó a la compra de componentes de peso pesado del Nikkei como SoftBank y ventas al por menor rápidas", dijo Yutaka Miura, analista de Mizuho Securities Co.

El yen más débil apoyó a los grandes exportadores como a las compañías tecnológicas. Advantest Corp ganó un 1.8 por ciento, Kyocera Corp un 0.9 por ciento y Sumco avanzó un 2.0 por ciento.

Al cierre de la jornada bursátil, el Nikkei de 225 acciones, principal indicador del mercado de Tokio, avanzó 121.14 puntos (0.53 por ciento), al ubicarse en 22 mil 838.37 unidades.

En tanto, el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, subió 8.02 puntos (0.45 por ciento), para ubicarse en mil 808.37 unidades.

En China, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en los mercados de Shanghai y Shenzhen retrocedió 28.79 puntos, 0.74 por ciento, al ubicarse en tres mil 864.05 unidades.

El Shanghai Composite Index bajó 15.28 puntos (0.48 por ciento) para cerrar en tres mil 154.28 unidades.

A su vez, el Shenzhen Component perdió 65.83 puntos (0.62 por ciento) para ubicarse en 10 mil 635.50 unidades, informó la agencia Xinhua.