– Texas aplicó hoy la pena de muerte mediante inyección letal al reo hispano Juan Edward Castillo, por participar con otras tres personas en el homicidio de Tommy García Jr., un joven de 19 años aspirante a rapero, durante un fallido intento de robo en San Antonio, Texas, en diciembre de 2003.

Voceros del Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ) informaron que Castillo fue declarado muerto a las 18:43 horas locales de este miércoles (00:43 GMT del jueves), 23 minutos después de que se le aplicara la inyección letal en la cámara de la muerte de la Unidad Carcelaria Walls, en Huntsville, Texas.

Castillo, de 37 años, alegó siempre su inocencia en el crimen, con el argumento de que no estuvo en el lugar del homicidio.

De acuerdo con las autoridades, Castillo y su novia Debra Espinosa se reunieron con otra pareja para robar al músico de 19 años.

Espinosa, con una oferta de sexo y drogas, atrajo a García, su antiguo amante, a un lugar apartado, donde la pareja fue sorprendida por Castillo y su amigo Francisco Gonzáles, ambos cubiertos con pasamontañas, y ambos dispararon siete veces al músico, de acuerdo con los registros judiciales.

Espinosa y Gonzáles declararon que Castillo disparó los tiros fatales, pero el reo siempre negó la versión y negó haber estado en la escena del crimen.

De las cuatro personas acusadas, sólo Castillo fue sentenciado a muerte aun cuando nunca hubo evidencia física que lo ubicara en el lugar, pero las autoridades utilizaron una gran cantidad de fuentes para vincularlo con el crimen.

Además del testimonio de los testigos, otros tres dijeron que habían escuchado a Castillo confesar, y una cuarta persona dijo que lo había visto usando las joyas distintivas de la víctima en los días posteriores al asesinato.

Castillo se convirtió en el sexto reo en ser ejecutado en Texas en los que va del año y en el numero once en todo Estados Unidos.