Alrededor de 20 mil estudiantes de educación básica participaron en las pláticas para la prevención de adicciones del programa internacional Drugs Abuse Resistance Education (DARE).

La presidenta del organismo civil DARE México, Nora Badilla Soto reconoció el esfuerzo de las autoridades para lograr este programa en Tijuana, lugar donde nació y al que volvió luego de diez años de suspensión.

Destacó la importancia de ese paso preventivo que se está llevando a cabo a través de este, “pero se requiere mucho más; los invitamos a que se sumen a esta forma de trabajar para la vida, previniendo, viendo al presente”.

Añadió que el programa DARE pretende incursionar en varios centros educativos para llevar hasta ellos los programas preventivos y evitar el uso de drogas entre la juventud.

El secretario de Seguridad Pública de Tijuana, Marco Antonio Sotomayor Amezcua, dio a conocer que desde noviembre de 2017 se han atendido a 130 preescolares y 40 escuelas primarias, con atención a 19 mil 233 menores de edad.

Explicó que el tema de la seguridad se ha abordado a través del esquema del control policial de la violencia; sin embargo, “estamos combatiendo desde ese punto de vista las consecuencias y no las causas que producen la violencia”.

Dijo que ante ello, se tiene que trabajar en programas que atienden el fondo, tales como factores de riesgo presentes en las comunidades, “la clave es trabajar con los niños y jóvenes”.

Se implementó el programa DARE en Tijuana, “nació aquí, pero ya tenía 10 años que no funcionaba, afortunadamente se ha retomado con un fuerte apoyo a la comunidad, y es que logramos certificar a 18 elementos de la Policía Municipal como auditores”.

Sotomayor Amezcua destacó el crecimiento, al 100 por ciento, de la Policía Juvenil, cuyos integrantes suman 800 menores de entre ocho y 17 años, quienes realizan actividades físicas, recreativas y culturales, que fomentan el respeto, disciplina y valores.

Al evento de inauguración también asistieron instructores DARE de Sonora, Jalisco, Estado de México, Nuevo León, Chihuahua, Yucatán y otros municipios de Baja California.