Representantes de los candidatos José Antonio Meade Kuribreña, Ricardo Anaya Cortés y Andrés Manuel López Obrador, coincidieron en que las nuevas tecnologías y el financiamiento son fundamentales para impulsar el sector energético y, con ello, el crecimiento económico de México durante los próximos años.

En el foro “Diálogos Manifiesto México”, organizado por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), el coordinador de Proyectos Regionales del abanderado de la coalición Todos por México, Fernando González, consideró necesario destinar mayores recursos en materia de ciencia, tecnología e innovación para hacer del sector energético una potencia para el crecimiento.

Acentuó que los empresarios, las ciudades y el campo mexicano requieren de certidumbre en energía, movilidad y agua. “Sin esos tres elementos nos podemos tener una plataforma de sustentabilidad ni competitividad que permitan conservar y generar un número mayor de empleos”.

Para ello, el representante de Meade Kuribreña sugirió incluir las regiones donde se construyen algunos proyectos energéticos, a fin de garantizar su desarrollo y operación durante los próximos años, al tiempo que asegura el acceso a la población de forma estable.

Josefa Gonzáles Blanco, secretaria de Medio Ambiente del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, aseguró que López Obrador profundizará en la implementación de la reforma energética en caso de resultar triunfador en las elecciones del 1 de julio, pues “lo que es ley se cumple y se tienen que cumplir los acuerdos tomados por el gobierno. Se tienen que honrar”.

Aseguró que para el tres veces aspirante presidencial es prioritario impulsar también las energías renovables, un tema en el que hace un análisis para atraer inversión extrajera y destinar un fondo, y dejó en claro que en ello se requiere la participación de sector privado y de los tres niveles de gobierno.

En ese sentido, la coordinadora de Medio Ambiente del candidato la coalición Por México al Frente, Silvia Garza Galván, subrayó que la industria energética es la única plataforma que pone al desarrollo sostenible en el centro de la estrategia de desarrollo nacional.

Pero, dijo la represente de Anaya Cortés, el próximo gobierno debe fomentar los programas de formación y capacitación que permitan aprovechar las nuevas oportunidades laborales y, al mismo tiempo, generar más y mejores empleos.

En tanto, el vicepresidente nacional de la Coparmex, Ramiro Cárdenas, recalcó  que mejorar las condiciones de competitividad y productividad en el mercado de hidrocarburos a nivel internacional, será uno de los compromisos más importantes para adoptar en los próximos años.

Para tener un sector energético fortalecido y consolidado se requiere diseñar mecanismos de mayor participación de las empresas nacionales e internacionales, con una visión de largo plazo para no sólo aportar sus inversiones, sino también tecnologías y talento humano, remarcó.

Las empresas, abundó, deben estar dispuestas a acelerar alianzas estratégicas para asegurar no solo la autosuficiencia de los recursos energéticos, sino precios y tarifas competitivas, además de accesibles que puedan beneficiar a los millones de consumidores y mejorar las condiciones de vida de los mexicanos.