"La búsqueda de chivos expiatorios y el miedo es la forma incorrecta de entablar una conversación sobre seguridad pública”, afirmó hoy el procurador de California, Xavier Becerra, tras una reunión del presidente estadunidense Donald Trump en contra de las ciudades santuario.

Este miércoles, Trump se reunió en la Casa Blanca con representantes republicanos de California que han expresado su oposición a las leyes santuario, las cuales protegen a inmigrantes indocumentados en el estado y evitan la cooperación local con autoridades migratorias.

“En California, creemos que estamos más seguros cuando existe confianza entre nuestras comunidades, incluídos nuestros vecinos inmigrantes y las fuerzas del orden público locales”, subrayó Becerra.

“Mientras que el presidente Trump parece pensar que las agencias locales de aplicación de la ley deben hacer el trabajo del gobierno federal, estamos en el negocio de la seguridad pública, no de la deportación”, advirtió el procurador californiano.

“La Ley de Valores de California no entra en conflicto con las leyes federales de inmigración, sino que trabaja en conjunto con ellas. Por lo que le recomiendo a Trump que debería tomarse el tiempo para leerlo", añadió el funcionario.