La Comisión de Reconstrucción de la Asamblea Legislativa del Distriuto Federal (ALDF) destinará mil millones de pesos a fondo perdido a damnificados de los sismos de septiembre pasado de escasos recursos y que son pensionados, jubilados, adultos mayores, jefas de familia o con alguna discapacidad.

Así lo informó el diputado Leonel Luna, en su carácter de subcomisionado del organismo, quien detalló que se definirá a los beneficiarios a partir de una mesa técnica en la que se analizará caso por caso y se hará un estudio económico a los solicitantes.

Aclaró que la asignación del recurso a esos damnificados con condiciones de vulnerabilidad mixta no implica créditos ni redensificación, pues serán a fondo perdido, lo que significa que no tendrán que devolver nada.

En la mesa técnica participarían las secretarías de Desarrollo Urbano y Vivienda, de Obras, de Finanzas y de Protección Civil, el Instituto de Seguridad en las Construcciones y la Consejería Jurídica porque hay muchos casos de propiedades intestadas, entre otros.

Indicó que en la Comisión se acordó generar un programa con reglas de operación para aplicar el monto para apoyar a esas personas, que sufrieron daños en su propiedad y a través del Fondo de Reconstrucción se rehabiliten o reconstruyan sus inmuebles.

Con ello, resaltó, vecinos de viviendas unifamiliares y conjuntos habitacionales de interés de social que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad mixta pueden acceder a dicho fondo de manera directa.

De acuerdo con el legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), de esta manera se apoyará a esas personas que carecen de capacidad para pagar un crédito y que resultaron afectadas en su vivienda.

Indicó que se ha propuesto que sean dependencias del Gobierno de la Ciudad de México las que contraten los proyectos ejecutivos y la obra, con base en un listado que tendrá que publicar la Comisión de Reconstrucción de constructoras para que los vecinos escojan la que mejor les convenga.

De entrada, dijo el diputado local, entrarán en este caso quienes resultaron afectados por los sismos del edificio 1C de la Unidad Habitacional Tlalpan.

Se trata, detalló el asambleísta, de un programa específico que elabora la Comisión de Reconstrucción, el cual contendrá las reglas de operación y que por el impacto causado por los sismos del año pasado tendría que ser transexenal.

Luna Estrada abundó que la Contraloría y la Auditoria Superior de la Ciudad de México, así como un despacho externo, acompañarán el proceso para evitar que se use con fines electorales y se transparente la aplicación del fondo de reconstrucción.

“Por ser año electoral, han buscado politizar el tema, hoy mismo estamos presentado una serie de oficios solicitando la intervención de la Auditoria Superior de la Ciudad de México, de la Contraloría General de la Ciudad de México, de la Contraloría de la ALDF, pero también de un despacho externo”, puntualizó.