La Secretaría de Salud informó a la Cámara de Diputados que el financiamiento para la compra de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) ha sido seguro y sostenible desde 2012, cuando se integró al esquema nacional de vacunación y adquirió carácter universal para niñas de 11 años.

Recordó que la competencia actual de su aplicación y seguimiento corresponde al Centro Nacional para Salud de la Infancia y la Adolescencia (Censia), el cual ha reconocido la importancia del cáncer cervical y otras enfermedades relacionadas con el VPH como un problema de salud pública.

Así respondió la Secretaría de Salud a un acuerdo aprobado por la Cámara de Diputados, con el que se le pidió intensificar las campañas de vacunación contra el virus del papiloma humano, así como realizar la prueba del Papanicolaou a mujeres, para contribuir a prevenir y detectar de manera oportuna el cáncer cervicouterino.

Los legisladores expusieron que de acuerdo con la dependencia federal la segunda causa de mortalidad en mujeres es el cáncer cervicouterino (por debajo del cáncer de mama), y anualmente en el país ocurren 20 mil 444 casos, con una incidencia nacional de 35 padecimientos por cada 100 mil mujeres.

De acuerdo con la respuesta de la Secretaría de Salud, el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, a través del Programa de Acción Específico Cáncer de la Mujer 2013-2018, contribuye en las acciones de prevención primaria mediante la promoción de la vacunación contra serotipos de VPH, asociados al cáncer de cuello uterino en este grupo poblacional.

La dependencia federal añade que a partir del año 2015, el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva realiza cada mes de agosto la campaña Semana de Sensibilización en Cáncer de Cuello de Útero, con los objetivos de promover estilos de vida saludables.

Además de orientar a la población sobre la prevención del cáncer del cuello uterino y la importancia de la detección oportuna de acuerdo con el grupo de edad; eliminar el estigma hacia este tipo de tumor y a las mujeres que lo padecen, por la relación causal del VHP con esta neoplasia.

Otra estrategia es la realización de la Campaña Octubre, Mes de la Lucha contra el Cáncer de la Mujer, cuyo objetivo consiste en favorecer la atención integral de la población femenina, y recordar que el cáncer de cuello uterino sigue siendo un padecimiento de alta mortalidad.

Además de fomentar la participación del varón en la prevención y detección de esta patología, así como en su sensibilización para prevenir la infección por virus del papiloma humano.