A fin de evitar suspensiones y clausuras de micro y pequeño negocios, así como de restaurantes con y sin venta de bebidas alcohólicas de la capital del país, hoy se firmó la Publicación de la Tregua Administrativa a Establecimientos Mercantiles de Bajo Impacto en la Ciudad de México.

El convenio, en el que participan la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), el Instituto de Verificación Administrativa y las 16 delegaciones, representa el mayor esfuerzo para promover la regularización de establecimientos mercantiles que se haya hecho en la historia de la ciudad.

Durante el evento, el jefe de gobierno capitalino, José Ramón Amieva, aseguró que a estos micro y pequeños negocios no se les va a realizar ningún tipo de verificación.

Con ello se evitará una suspensión o clausura por falta de trámites, como el certificado de zonificación, el aviso o permiso de funcionamiento, el visto bueno de seguridad y operación.

"No se va a generar ningún tipo de exceso, de actuación indebida por parte de la autoridad para los establecimientos que dan vida, que dan economía y que dan una identidad al funcionamiento de la Ciudad de México", abundó, e indicó que esta acción representa la confianza en la autorregulación o regulación compartida a través de las gestiones que implementa la Sedeco local.

"El mensaje que mandamos es que tanto estos 42 mil establecimientos que están trabajando a través de la Secretaría de Desarrollo Económico como todos los que tendrán que incorporarse de un universo aproximado de 460 mil que tenemos identificados en la ciudad, tengan la confianza para acercarse al gobierno central de que vamos a defender la actividad productiva que realizan", subrayó.

Destacó que con este acuerdo, los establecimientos que se adhieren acceden de manera inmediata a asesoría, ya que permite un acompañamiento individual para cada uno de los negocios, los cuales generan medio millón de empleos en la capital del país.

En tanto, la presidenta de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México, Ada Irma Cruz Davalillo, resaltó que es positivo que el gobierno muestre confianza en el sector productivo, y que esa voluntad se adhiera a las delegaciones y a los organismos de verificación para promover la actividad económica.

Con la Tregua Administrativa, los negocios que han recibido mayores oportunidades son los de abarrotes, alimentos, papelerías, salones de belleza, talleres automotrices y electrodomésticos, así como los de salud, Internet y educación, ya que 50 por ciento de los convenios corresponde a estos giros.

También se ha protegido a la economía y empleos al evitar la suspensión o clausura de establecimientos mercantiles por faltas que no implican riesgo a la integridad física de clientes o trabajadores.