Canadá condenó hoy la "deplorable" violencia desatada en la Franja de Gaza, a raíz del traslado de la embajada de Estados Unidos en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, que provocó descontento entre los palestinos.

La violencia ha causado “trágicas pérdidas de vidas y heridas a innumerables personas", entre ellas al médico canadiense Tarek Loubani, así como civiles desarmados, periodistas, cooperantes y niños, señaló un comunicado de la oficina del primer ministro Justin Trudeau.

"Haremos todo lo que sea posible para asistir al doctor Loubani y a su familia, y para determinar cómo un ciudadano canadiense resultó herido", indicó la oficina del primer ministro.

Agregó que el gobierno canadiense está en pláticas con autoridades israelíes para llegar al fondo de estos eventos, incluida "cualquier incitación a la violencia y el uso excesivo de la fuerza".

Canadá hizo un llamado a que se realice una investigación independiente para examinar lo sucedido en Gaza, ya que el uso de la fuerza excesiva y de proyectiles contra las manifestaciones es "injustificable".

"Canadá está lista para ayudar en este empeño. Trabajaremos estrechamente con nuestros socios internacionales y a través de instituciones internacionales para abordar esta grave situación", añadió el texto.