El ministro José Ramón Cossío Díaz consideró que México tiene que educar a sus alumnos en la globalidad, ya que hoy no sólo se compite al interior del país por los empleos, la productividad y por mejores salarios, sino con el mundo entero.

Al recibir la Medalla al Mérito Docente “Jaime Torres Bodet 2018”, por parte de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) afirmó que en cualquier proyecto educativo se debe entender que se compite globalmente.

Apuntó que sería impensable no considerar que los empleos se mueven en distintos lugares y que por tanto, para ser exitosos se debe comprender el mundo como “quisiéramos o desearíamos que fuera”.

Por ello, el ministro del Alto Tribunal señaló que el modelo educativo tiene que conservar el nacionalismo, pero debe ser capaz de construir personas que sean capaces de competir con éxito en el mundo.

De ahí que, dijo, “conservemos la mexicanidad y la nacionalidad, pero seamos capaces de proyectarnos al futuro, es decir, a nuestro presente, para tratar de construir personas que sean exitosos y tengan la oportunidad de ganarse la vida y tener una vida digna, ser buenos padres de familia y buenos ciudadanos”.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Educación de la Asamblea Legislativa, Cynthia López Castro, destacó la trayectoria del ministro Cossío Díaz como profesor universitario.

Resaltó que Cossío Díaz ha sido capaz no sólo de ejercer la mayor magistratura del país e integrar la cabeza del Poder Judicial Federal, sino de hacerlo todos los días sin olvidar por la tarde ir a sus clases, reviviendo en ella la pasión docente que lo inspiran.

La Medalla al Mérito Docente “Jaime Torres Bodet 2018” se entregó en las categorías de: educación preescolar, educación primaria, educación secundaria, educación media superior, educación superior y educación en posgrado.