Un grupo de científicos chilenos participará en la iniciativa mundial “Year of Polar Prediction” (YOPP-Año de la Predicción Polar), la cual busca estudiar en detalle el clima en Antártida, informaron hoy fuentes académicas.

El investigador de la Universidad de Santiago de Chile, Raúl Cordero, señaló en rueda de prensa que a partir de noviembre próximo “se realizarán mediciones meteorológicas y climatológicas en la península antártica (como se denomina en este país a la Antártida), por parte de Chile, para caracterizar de mejor forma la nubosidad”.

“Nos interesa medir el espesor óptico de las nubes y la fracción de hielo en la nubosidad. Esas son propiedades necesarias para calibrar modelos meteorológicos y mediciones satelitales y, en último término, mejorar las proyecciones meteorológicas”, detalló en una actividad organizada por Imagen de Chile.

Añadió que “se trata de una gran oportunidad para colaborar en una mejor caracterización de las nubes. El cambio climático en la Antártica y en el hemisferio sur está marcado por cambios en los patrones de nubosidad y, en último término, por cambios en los patrones de precipitación”.

Los expertos chilenos lanzarán globos meteorológicos y radio-sondas en la Antártida para medir varios parámetros, como la humedad a diferentes altitudes, entre noviembre de este año y marzo de 2019.

Cordero explicó que “esperamos que nuestra campaña de medición, en colaboración con otras entidades naciones e internacionales, permita entender de mejor forma la nubosidad actual y mejorar las proyecciones de los cambios en la nubosidad que se esperan”.

Aseveró que el calentamiento global y el agujero de la capa de ozono “han provocado cambios significativos en la atmósfera antártica, los que a su vez han inducido cambios en los patrones de viento y anomalías en la nubosidad y precipitaciones en las últimas décadas en todo el hemisferio sur”.

Comentó que “los frentes donde se libra la batalla para entender mejor el cambio climático son los polos, entonces el Ártico y la Antártida son los lugares que determinan las anomalías climáticas que se esperan para las próximas décadas en el mundo”.

Advirtió que, producto del calentamiento global, la Antártida está perdiendo una gran cantidad de hielo debido al ingreso de aguas cálidas provenientes del norte, las que están socavando las gélidas plataformas.

“Se estima que la Antártica está perdiendo del orden de 125 mil millones de metros cúbicos de hielo por año, lo que contribuye al alza del nivel del mar en todo el mundo. Esa cifra equivale a arrojar al océano el contenido de 500 mil camiones aljibes, de 30 metros cúbicos cada uno, cada una hora”, puntualizó el experto.

La iniciativa YOPP está auspiciada por la Organización Meteorológica Mundial (WMO, por sus siglas en inglés) y en Chile participan la Universidad de Santiago, la Dirección Meteorológica y el Instituto Antártico.

Las mediciones chilenas se realizarán en una plataforma científica de la Universidad de Santiago, anexa a la base Escudero del Instituto Antártico Chileno, ubicada en la isla Rey Jorge, en la Península Antártica.