El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, Pablo Kuri Morales, afirmó que en junio próximo se resolverá el desabasto de vacunas contra la hepatitis B, situación que resaltó no ha afectado a los recién nacidos y niños que necesitaban el refuerzo.

En entrevista luego de participar en el Foro Salud MX, en representación del secretario de Salud, José Narro, el funcionario dijo que la falta de vacunas que ya cumplió varios meses, es producto de un desabasto internacional porque no hubo producción a nivel mundial.

“No ha sido por un problema del gobierno o por falta de planeación, no ha habido porque no ha habido a nivel global. A partir de las próximas semanas se va a estar regularizando, son aproximadamente cinco millones de dosis, ya llegaron a Mexico un millón de dosis que están en proceso de liberación”, informó.

El funcionario federal agregó que el resto de los biológicos llegarán en las últimas semanas de mayo y las primeras de junio.

Aclaró que los recién nacidos y aquellos niños que necesitaban el refuerzo tras la primera dosis, han estado cubiertos, pues la prioridad del Consejo Nacional de Vacunación fue atender a esa población.

Kuri Morales descartó que el brote de ébola en la República Democrática del Congo, que ha provocado muertes por fiebres hemorrágicas, pueda llegar a México.

Pero si fuera el caso que llegara al país el virus del ébola, el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica está preparado y las autoridades sanitarias de México están pendientes de la información y avisos que emite la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Recordó que México está preparado desde el brote de ébola que se presentó hace dos años en Liberia.

Durante su participación en el foro organizado por el TecSalud y la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud), Pablo Kuri dijo que el sistema nacional en esta materia ha evolucionado e hizo un recuento de los logros obtenidos en los últimos años.

Mencionó que los desafíos son el control de enfermedades como la diabetes, el sobrepeso, la obesidad y cardiovasculares.

De igual forma, indicó que para dar seguimiento y mejorar las políticas públicas de salud, éstas necesitan acompañarse de recursos económicos.