La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) activó la Red de Atención para Varamiento de Mamíferos Marinos, a fin de atender los reportes de encallamiento de dos delfines en el municipio de Alvarado, Veracruz, los cuales fueron encontrados muertos.

En un comunicado, la dependencia ambiental señaló que en la Red de Atención para Varamiento de Mamíferos Marinos, participan el Laboratorio de Mamíferos Marinos de la Universidad Veracruzana y Protección Civil Municipal. 

La Profepa explicó que el primero de ellos fue encontrado el pasado 10 de mayo y se trataba de un ejemplar de delfín nariz de botella de 1.50 metros de longitud, el cual presentaba aletas dorsales, caudales y pectorales removidas mediante corte, sin ojos y sin órganos internos y en avanzado estado de descomposición.

El segundo hallazgo se registró el 13 de mayo, en donde se reportó un delfín sin vida en altamar, aproximadamente a 10 km de la zona costera, sin heridas aparentes.

Una vez ubicado el ejemplar, a las 12:00 horas de ese mismo día, fue remolcado a la costa para examinarlo, presentando laceración ventral (post mortem) con exposición de vísceras. Una vez arribado en la costa, se presentó al lugar personal de la Red de Atención para Varamiento de Mamíferos Marinos.

El ejemplar de la especie Tursiops truncatus era un adulto de 2.4 metros de longitud, en donde los especialistas de la Universidad Veracruzana, con experiencia en mamíferos marinos, realizaron la toma de muestras y datos correspondientes para determinar la posible causa de muerte.

Asimismo, se tomaron evidencias fotográficas de la aleta dorsal para determinar si el ejemplar pertenece a las poblaciones costeras de Veracruz, las cuales han sido estudiadas en la última década.

En ambos casos, los inspectores de la Profepa levantaron las incidencias en coordinación con Protección Civil y Medio Ambiente del Municipio de Alvarado, a fin de que el Grupo Técnico científico de la Red emita el informe correspondiente, sobre las posibles causas que ocasionaron el varamiento de los mamíferos marinos.

La Profepa aseguró que a simple vista no fue posible determinar las causas de su muerte.

Conforme lo establece la fracción II del artículo 57 del Protocolo de Atención para Varamientos de Mamíferos Marinos, debido a que los sucesos se presentaron en una zona de playa, colindante a zona habitacional, donde se pueden presentar riesgos a la salud humana, se determinó darles disposición final, mediante entierro en la playa.

El delfín nariz de botella se encuentra enlistado en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 bajo la categoría de especie “Sujeta a Protección especial (Pr)”.