Científicos de la Universidad de Manchester desarrollan un método para seleccionar pacientes con cáncer de próstata que se beneficiarían de los tratamientos dirigidos a tumores deficientes en oxígeno.

La investigadora Catharine West, junto con su equipo de trabajo, identificaron una firma de 28 genes que revela con precisión en pacientes con cáncer de próstata el tejido tumoral hipóxico que invade las estructuras cercanas.

De esta manera, es posible seleccionar a hombres con cáncer de próstata avanzado y que tienen menos probabilidades de responder adecuadamente a la radioterapia.

En un comunicado de la institución, se indicó que la hipoxia tumoral se asocia con un mal pronóstico en el cáncer de próstata, es decir, que cuanto más bajo sea el oxígeno, mayor será la resistencia al tratamiento y mayor será la probabilidad de que un tumor se disemine.

La firma se obtuvo usando análisis de células humanas en el laboratorio y datos de supervivencia de pacientes, además se validó utilizando datos de todo el mundo en 11 cohortes de cáncer de próstata y un ensayo aleatorizado de radioterapia de fase III de cáncer de vejiga.

Catharine West añadió que este estudio se basa en el trabajo para identificar posibles formas de medir la hipoxia en el cáncer de próstata utilizando firmas genéticas.

"Hasta ahora, no ha habido un método clínicamente validado para seleccionar pacientes con cáncer de próstata que se beneficiarían del tratamiento de modificación de la hipoxia", declaró la investigadora.

"Aunque hay mucho camino por recorrer antes de que esto pueda ser utilizado clínicamente, es un desarrollo significativo y podría señalar una nueva fase en el tratamiento de esta enfermedad en unos pocos años”, agregó.

De acuerdo con cifras del sitio web cancer.net, la tasa de supervivencia a cinco años para la mayoría de los hombres con cáncer de próstata local, es casi del 100 por ciento, 98 por ciento está vivo después de 10 años, y el 96 por ciento vive por lo menos 15 años.

Para los hombres diagnosticados con cáncer de próstata que se ha propagado cerca, la supervivencia a cinco años es de alrededor del 70 por ciento y para los hombres diagnosticados con cáncer de próstata que se ha diseminado a otras partes del cuerpo, la tasa de supervivencia a cinco años es del 29 por ciento.

De acuerdo con la organización Cancer Research UK, más de 11 mil mueren de la enfermedad cada año. En 2014 se registró que el 13 por ciento de todas las muertes por cáncer masculino fueron por cáncer de próstata.

"El 90 por ciento de los pacientes con cáncer de próstata son diagnosticados con cáncer localizado, que tiene un curso muy variable de progresión de la enfermedad. Sabemos que la combinación del tratamiento de hipoxia dirigida con radioterapia ha demostrado mejorar el control local de los tumores y la supervivencia de los pacientes en cáncer de cabeza y cuello y de vejiga”, aseveró la investigadora.