Senadores y diputados federales del PAN y el PRD criticaron la postura del candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, respecto a la eventual derogación de la reforma educativa, en caso de que llegue a la Presidencia de la República.

El coordinador del Partido Acción Nacional (PAN) en San Lázaro, Marko Cortés, aseveró que la reforma debe continuar en el país aunque con algunas modificaciones.

“Debe cambiarse el enfoque, el enfoque debe ser invertir más recursos para la infraestructura educativa, más recursos para la capacitación docente y una evaluación correcta para maestros y para alumnos. Debemos enfocar la reforma educativa, sí; cancelarla por supuesto que no”.

A su vez, el vicecoordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, cuestionó que Andrés Manuel se contradiga respecto de esta reforma y recordó que la postura de Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, es mejorar y fortalecer la reforma.

“Hay que reorientarla, como se ha dicho, de ninguna manera pensar en regresar los privilegios a las mafias sindicales, ni las oficiales ni las anti-oficiales”.

A su vez, Javier Lozano, vocero de la campaña presidencial de José Antonio Meade, dijo que la educativa es una gran reforma y calificó de "criminal" el pacto que pretende López Obrador con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para "echarla abajo".

“El estar coqueteando o abiertamente haciendo un pacto político con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación para echar abajo o cancelar como dice López Obrador, con esas palabras, la reforma educativa, es criminal, es una ofensa, es una regresión", opinó.

Lozano Alarcón senador sin partido, dijo que ello "es no tener vergüenza, es contentarse con unos cuantos votos para volver al clientelismo”.