La presidenta de la Comisión de Protección Civil de la Asamblea Legislativa capitalina, Janet Hernández Sotelo, pidió a los habitantes de la Ciudad de México no bajar la guardia en materia de prevención y activación de protocolos de emergencia.

Luego de la activación de la alerta sísmica este miércoles por un sismo con  magnitud 5.2 con epicentro en Guerrero, pidió a las autoridades y familias tener listos sus protocolos, ya que los movimientos telúricos pueden presentarse en cualquier momento.

La legisladora perredista recordó que se debe contar con el plan familiar de protección civil en cada hogar, porque la seguridad empieza en casa.

Señaló que se deben detectar riesgos y zonas de seguridad, tanto dentro como fuera de las casas, revisar el mobiliario e instalaciones de gas y eléctrica.

También se tienen que trazar las posibles rutas de evacuación y tomar en cuenta los riesgos detectados previamente, así como estar preparados para tomar la mejor decisión en caso de emergencia y realizar simulacros al menos tres veces por año.

Explicó que en caso de ocurrir un sismo u otro tipo de emergencia, se debe mantener la calma, no correr, no gritar y no empujar cuando se desaloja el lugar, y dirigirse de inmediato al punto de encuentro previamente acordado con sus familiares.

Hernández Sotelo destacó la importancia de contar con una mochila de emergencia que contenga, radio, linterna con pilas, directorio de familiares, escuelas, servicios de emergencia y protección civil, además, víveres enlatados, agua embotellada para al menos dos días, botiquín de primeros auxilios y herramientas para reparaciones de emergencia.

Recordó que hay un punto de acuerdo aprobado para que la protección civil se convierta en asignatura en todos los niveles educativos de la Ciudad de México, a fin de que la población cuente con los elementos preventivos en caso de emergencia y de esta forma salvar vidas.

Dijo que contar con una educación permanente de protección civil desde la escuela, el hogar y el trabajo ayudará a hacer crecer la cultura de la prevención entre la población, en un lugar donde se debe estar preparado en caso de emergencia ante la presencia de fenómenos naturales.

La asambleísta destacó que después de la experiencia por los sismos del 7 y 19 de septiembre pasados, es fundamental hacer crecer exponencialmente la cultura de la prevención, y una manera de hacerlo es educar a niños y jóvenes en las escuelas, contando con la materia de "prevención civil".

"Se deben modernizar y cambiar los protocolos de prevención civil, para de esta forma saber cómo reaccionar para poner a salvo la vida y, en su caso, ayudar a otros que requieran auxilio en caso de emergencia", expresó la diputada local.