El futuro de los viajes de negocios es prometedor, y se espera que el gasto en estos aumente 6.1 por ciento en 2018, lo que supone una subida, respecto al 5.1 por ciento de 2017, destacó Booking.com.

De acuerdo con un estudio de la empresa de comercio electrónico de viajes, 40 por ciento de los usuarios globales encuestados, confirmó haber realizado un viaje de negocios internacional en el último año y 36 por ciento, uno doméstico.

En un comunicado, detalló que dichas cifras prueban que las reuniones cara a cara con clientes existentes y potenciales son un elemento clave en la estrategia de crecimiento de cualquier empresa.

Así, 66 por ciento de los profesionales de todo el mundo coinciden en que desplazarse para reunirse con clientes o compañeros de trabajo es esencial para el éxito del negocio.

Esta tendencia de los viajes de negocios demanda plataformas de reserva fáciles de usar, una mayor variedad de alojamientos y la expectativa de encontrar productos y servicios corporativos adecuados, agregó.

El reporte señaló que seis de cada 10 profesionales internacionales (60 por ciento) coinciden en que las opciones de viaje y alojamiento adaptadas a las necesidades específicas del viajero de negocios ya no son opcionales, sino esenciales.

Así como, una cama cómoda y una buena conexión WiFi, que encabezan la lista de elementos imprescindibles en un alojamiento (52 por ciento cada uno), seguidos de un desayuno abundante (38 por ciento) y un servicio gratuito de transporte (27 por ciento).

La elección del alojamiento tiene también muy en cuenta su localización: el fácil acceso a los lugares de reunión (47 por ciento) y una ubicación céntrica (29 por ciento).

Por otra parte, están las experiencias, ya que los viajeros de negocios lo consideran una oportunidad para conocer una cultura, idioma, gente y sitios turísticos diferentes.

El estudio reveló que casi la mitad de los viajeros de negocios de todo el mundo (48 por ciento) alargaría su viaje para disfrutar del destino.

Por lo tanto, recalcó, los proveedores deben enriquecer su oferta y facilitar información actualizada sobre el destino y recomendaciones a la medida, que se adapten a esta corriente de intrépidos viajeros de negocios que buscan experiencias únicas.

Indicó que el incremento del número de viajeros de negocios implica, a su vez, una mayor variedad de perfiles. Esto significa que la oferta de los proveedores de alojamiento no puede ser homogénea si quieren ser la elección de estos viajeros que buscan experiencias únicas.

En 2017, los cinco tipos de alojamiento mejor valorados por los viajeros de negocios en la plataforma no fueron hoteles “tradicionales”, sino casas, bed & breakfasts, apartamentos, hostales y pensiones.

Añadió que los avances tecnológicos han empoderado a los viajeros de negocios, y las plataformas en línea, así como las aplicaciones móviles, han pasado a ser primordiales por facilitar el proceso de reserva, planificación y realización de un viaje de negocios.