El fiscal general de Justicia del Estado de México, Alejandro Gómez Sánchez, exhortó a los 100 nuevos agentes del Ministerio Público que culminaron el Curso de Capacitación en Formación Inicial en el Instituto Mexiquense de Seguridad y Justicia, plantel Nezahualcóyotl, a desempeñarse con honor, lealtad y valor.

El funcionario explicó que el Curso Inicial para Ministerios Públicos está avalado y certificado por el Secretariado del Sistema Nacional de Seguridad Pública y está apegado al programa rector de profesionalización, con una duración de 800 horas repartidas en siete meses.

​Señaló que se les impartieron asignaturas como ética, derechos humanos, trabajo en equipo, acondicionamiento físico y las enfocadas a la material penal como teoría del delito, criminología, delitos en particular, procedimiento penal acusatorio e investigación.

Asimismo, abundó, se les capacitó para desarrollar habilidades en talleres de expresión oral y argumentación jurídica en audiencias simuladas hasta concluir con prácticas profesionales en las instalaciones de la Fiscalía.

​“El primer planteamiento muy claro es que el principal capital que tiene la Fiscalía General de Justicia del Estado de México es el capital humano, somos la Fiscalía General de Justicia más operativa de este país”, manifestó a los graduados.

​Pidió además tener vocación de servicio y que se “tatúen” el concepto de atención al público, pues gran parte de su trabajo será la atención a la ciudadanía.

​“Por su puesto exhortarlos a que se conduzcan en el ejercicio de sus funciones con legalidad, profesionalismo, honradez, lealtad, respeto a los derechos humanos y perspectiva de género, que es otro de los principios que está previsto en la ley orgánica, en la ley de la FGJEM”, apuntó.

En representación de los egresados, Jafet Uriel Angulo Martínez reconoció el reto que implica formar parte de la Fiscalía para representarla dignamente y mantener la confianza de la sociedad mexiquense.

​“Sabemos que esta certificación no es un logro académico más, es un compromiso consciente, profesional y moral que nos obliga a ser siempre leales y honestos, por ello sabemos que tenemos una gran responsabilidad al ser la primera generación de Agentes del Ministerio Público con una formación precisa y determinada”, expresó.

Esta es la primera generación de agentes del Ministerio Público que se gradúan del curso de formación, después de haber sido seleccionados mediante convocatoria pública en el 2017.