Ante los ataques de cibercriminales que se registran actualmente, el reto de las organizaciones ya no es el malware sino la relación entre la tecnología y los humanos, el dinero, y el software, destacó Panda.

La empresa de seguridad informática señaló que para evitar ataques de la ciberdelincuencia lo primero que debe hace una empresa es blindar su información, y no solo deben protegerse de los factores externos sino también de los usuarios mal intencionados.

Explicó que más que riesgos, esto se debe ver como la necesidad de que todas las empresas tengan un control adecuado que gobierne las acciones de cualquier usuario, para así lograr tener visibilidad de lo que sucede. Eso permitiría que los gestores, puedan monitorear cualquier actividad sospechosa.

El ingeniero de preventa para Panda Security en México, Shinué Salas, dijo: “en las compañías hay empleados que tienen acceso a datos, información y plataformas. Hay que observar lo que están haciendo”.

En un comunicado precisó que contar con plataformas de seguridad permite a las empresas implementar controles de seguridad en la parte web y control de acceso a ciertos recursos de la organización. “Todo usuario que esté dentro de la organización y que vaya a ingresar a un recurso, debe estar gobernado”.

Asimismo, destacó la importancia de implementar procedimiento, porque por más que se cuente con personal capacitado, este debe estar alineado.

Subrayó que la inversión que hacen las organizaciones en materia de seguridad debe estar debidamente implementada y colocada, y los usuarios deben hacer uso adecuado de los recursos con medios seguros definidos de estas plataformas.