La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) llevó a cabo el aseguramiento de 24 ejemplares de tarántula y un cienpiés, en las instalaciones de una empresa de mensajería y paquetería, que fueron transportados en dos paquetes provenientes de Santiago de Chile. 

Informó que ésta acción se realizó debido a que no se encontró documentación que acreditara su legal procedencia, y con base al Programa Operativo Anual (POA), mediante el cual se realizan acciones de inspección y vigilancia en las empresas de paquetería, ubicadas dentro de las instalaciones del Aeropuerto Internacional de Guadalajara, por lo que se detectó el cargamento.

En un comunicado, la dependencia ambiental señaló que los inspectores federales solicitaron la legal procedencia de los ejemplares y, al no ser exhibido dicho documento por parte del personal de la paquetería, se impuso como medida precautoria el aseguramiento de los 25 ejemplares.

Indicó que estos serán depositados con un especialista en arácnidos y derivado de su dictamen, se estará en posibilidades de definir las especies correspondientes y si se encuentran dentro de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES, por sus siglas en inglés).

Con estos hechos suman más de 146 ejemplares que, bajo estas circunstancias, son asegurados por la Delegación Jalisco de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, refirió el comunicado.

Añadió que el Código Penal Federal establece como delito el tráfico de especies de la vida silvestre bajo algún estatus de protección especial, con una penalidad hasta de nueve años de prisión y tres mil días de multa; además que en el procedimiento administrativo estas acciones son sujetas a una sanción administrativa hasta de 50 mil Unidades de Medida y Actualización.