Desde incentivos económicos para los chinamperos hasta trabajar para regularizar el abasto de agua en los asentamientos irregulares ofrecieron los candidatos a la alcaldía de Xochimilco, en el debate organizado por el Instituto Electoral de la Ciudad de México.

Durante más de dos horas, los aspirantes plantearon propuestas en los temas de desarrollo sustentable y seguridad pública, en el encuentro que se realizó en las instalaciones del Canal 21.

La abanderada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Verónica Sánchez Valencia, expuso que como actividad preponderante tendrá la responsabilidad de gobernar con honestidad, ética y profesionalismo para otorgar a los habitantes de esa demarcación la seguridad que se merecen.

En ese sentido, propuso prevención al delito con programas sociales a constituirse con grupos de trabajo, sobre todo encaminado a mujeres y madres solteras, asi como tener más policías de proximidad y mantener comunicación constante con la Secretaría de Seguridad Pública, a la que se le solicitarán más cámaras y el mantenimiento adecuado.

Ana Julia Hernández Pérez, candidata de la coalición Por la Ciudad de México al Frente, señaló que de favorecerle el voto ciudadano marcará su propuesta en operación y prevención, por lo que creará un centro de inteligencia y análisis delincuencial para erradicar la inseguridad.

José Carlos Acosta Ruiz, de la coalición Juntos Haremos Historia, dijo que habrá incentivos económicos para los que siguen participando en el mejoramiento de la demarcación, y se comprometió a promover el desarrollo rural y sustentable, entre otras propuestas.

El aspirante de Nueva Alianza, Antonio González Camacho, planteó fortalecer un vínculo de coordinación entre los niveles de gobierno, local, estatal y federal, además de implementar la creación de un C2 para prevenir el delito y combatir la delincuencia.

Eva Eloísa Lescas, candidata del Partido Verde Ecologista de México, propuso optimizar el gasto con uso de tecnología, apoyar a las iniciativas ciudadanas y su participación en estrategias de seguridad pública basadas en el reconocimiento de los vecinos en comunidad.

Del partido Humanista, Marcos Nájera Téllez comentó que en la demarcación hay un policía por cada siete mil habitantes y la tasa de homicidio de 2015 a la actualidad aumentó en 60 por ciento, por lo que de ganar ofreció incrementar el número de efectivos y que vayan acorde a las necesidades del pueblo, además de promover la coordinación entre las corporaciones preventivas.

Los candidatos sin partido Gabriel del Monte Rosales y Juan Carlos Manríquez Novelo se comprometieron a desarrollar programas de prevención del delito y no violencia, fomentar una cultura de paz, así como brindar protección y seguridad a las personas frente a riesgos y amenazas.

Además trabajar en la recuperación y mantenimiento de los espacios públicos de convivencia social, para que sean las familias las que ocupen esos lugares y no los círculos delictivos, así como mantener las cámaras de vigilancia y estar al pendiente del alumbrado público para evitar ilícitos, por menionar algunas propuestas.