– El candidato del PRI a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola, se pronunció en contra de la construcción irregular de una torre ubicada en Paseo de los Laureles número 278, en Bosques de las Lomas, delegación Cuajimalpa, y prometió que en su eventual gobierno no habría ninguna obra fuera de la ley.

Señaló que resulta ilegal por violar el uso del suelo de la zona y resentar un manejo poco transparente de la autorización por parte de las autoridades del gobierno capitalino, especialmente la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi).

Mikel Arriola se presentó en ese lugar en solidaridad con los vecinos de las colonias Bosques de las Lomas, Lomas de Chapultepec, Santa Fe, Vista Hermosa, El Chamizal, Lomas de Bezares, entre otras.

Refirió que el 31 de enero vecinos de Bosques de las Lomas y las Lomas se manifestaron en contra de la construcción de una torre de 36 niveles, debido a que el uso de suelo únicamente permite construcciones de tres niveles por predio.

Ante esta situación, Mikel Arriola se sumó a la denuncia pública de cientos de habitantes, ante quienes afirmó que de ganar la elección del 1 de julio en su gobierno no habría ninguna construcción fuera de la ley.

De igual manera, ofreció terminar con ese tipo de negocios ilegales, que ponen en riesgo la estabilidad de miles de habitantes y vuelve inaccesible la propiedad de la vivienda.

Cuestionó los intereses que hay detrás de los funcionarios de Seduvi y que han intervenido en favor de la construcción de este edificio, “lo cual es un claro ejemplo de cómo las mafias inmobiliarias del PRD y Morena se han aprovechado del costo de la vivienda, por lo que es inaceptable que vivamos en una de las ciudades más caras del mundo".

Arriola señaló que la obras irregulares en los últimos años invadieron la Ciudad de México, favoreciendo el PRD y Morena a sus redes clientelares y convirtiendo al sector inmobiliario en un negocio que han utilizado para lucrar con la necesidad de vivienda de las personas.

El abanderado priista propuso trabajar con instituciones financieras para facilitar el acceso a créditos para renovar las viviendas o adquirir una nueva, especialmente para beneficiar a las personas que sufrieron daños durante el sismo del 19 septiembre.