El candidato a la gubernatura de Jalisco por la coalición Juntos Haremos Historia, Carlos Lomelí Bolaños, subrayó que terminará con la corrupción en la asignación de los contratos de concesión para la recolección de basura.

Agregó que dialogó con integrantes de la Asociación de Profesionales en Manejo de Residuos de Jalisco A.C., que preside Rolando Pallán Rentería, sobre la problemática del manejo de residuos y cuidado del medio ambiente.

Dijo que en la reunión le dijeron que Jalisco ocupa el tercer lugar nacional en la generación de residuos sólidos urbanos, "tan solo por debajo de Estado de México y la Ciudad de México, y esta entidad produjo en 2017 aproximadamente dos millones y media toneladas de basura, equiparable a nueve Estadios Jalisco en volumen de basura.

El abandeardo de Morena, Partido del Trabajo y Encuentro Social mencionó que también le comentaron que en los municipio de Guadalajara y de Zapopán cada habitante produce al año mil 98 kilos de basura, mientras que en Tlajomulco de Zúñiga, Tlaquepaque y Tonalá producen 986 kilos.

Por ello, se comprometió a promover una política pública de separación de basura, "implementaremos una campaña permanente de separación de basura y nos coordinaremos con las autoridades municipales para propiciar los espacios para que la ciudadanía deposite su basura separada".

Destacó que reglamentará la actividad de reciclaje, "ya que es arbitraria y los municipios no la controlan, además se creará un nuevo relleno sanitario al sur de la ciudad y tres plantas de transferencia en Tonalá, Zapopan y Tlajomulco, en dichas plantas se depositarían los residuos, con un costo de equivalencia".