El líder de los diputados del PAN, Marko Cortés Mendoza, reprobó los actos de violencia en el municipio de Nahuatzen, Michoacán, que culminaron con la destrucción de propaganda y de la camioneta de la candidata panista al Senado, Alma Mireya González.

Llamó a las autoridades federal y estatales a tomar medidas preventivas ante conflictos sociales, así como a los habitantes que participaron en los actos de violencia los convocó a dejar de lado esos actos de intimidación.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados solicitó la intervención de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán para deslindar responsabilidades y sancionar a los responsables conforme a derecho para mantener el orden y la realización de actos de campaña electoral.

Cortés Mendoza destacó que de ninguna manera se justifica el que los pobladores cierren los caminos de la región de Nahuatzen, a los simpatizantes de la candidata panista al Senado de la República.

El líder de los legisladores panistas señaló que este no es el único acto reprobable en lo que va de la campaña electoral, pues el lunes pasado también le ocurrió a José Luis Vega, candidato de la misma coalición por el Distrito 5 con cabecera en Paracho.

En esa ocasión, recordó, le quemaron propaganda electoral que transportaba en un vehículo particular.