La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Tibisay Lucena, dijo hoy que el organismo está listo para las elecciones del domingo, en las que el presidente Nicolás Maduro apuesta a la reelección, en ausencia de la principal alianza opositora que decidió abstenerse.

“Ya tenemos el material en los centros de votación. Desde el Poder Electoral podemos decir con gran orgullo que estamos listos para garantizar el desarrollo de los comicios”, para los cuales están convocados 20.5 millones de electores, dijo.

Lucena presenció el despliegue de miles de soldados que participarán en el despliegue de vigilancia llamado Plan República, que tendrá la misión de proteger los centros de votación.

Lucena, a quien la oposición acusa de favorecer al gobierno, dijo que el CNE ha extremado las garantías para que el domingo los venezolanos “con tranquilidad y civismo puedan decidir el futuro del país", y advirtió que estará prohibido desestimular el voto, ante el llamado de la oposición a la abstención y el boicot.

"No se puede desestimar el voto, mucho menos impedir los comicios por medios violentos", indicó Lucena, quien precisó que el domingo funcionarán 34 mil centros electorales.

Maduro, quien busca la reelección, competirá con el candidato opositor Henri Falcón, quien rechazó el llamado al boicot de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) y participa sin su apoyo; con el evangélico Javier Bertucci, y el disidente del chavismo Reinaldo Quijada.

Lucena dijo que el CNE no permitirá injerencias de otras naciones. "Estamos convencidos de que la mayoría de las naciones del mundo entero respetará los resultados", dijo en relación a las advertencias de Estados Unidos, la Unión Europea y el Grupo de Lima de desconocer los resultados comiciales.

Al respecto, criticó los llamados a suspender las elecciones por considerarlas ilegítimas.

"A esos gobiernos extranjeros que con su injerencia grosera llaman a que se suspendan las elecciones, este Poder Electoral les dice: no son los gobiernos extranjeros con su injerencia inmoral los que dictan al CNE lo que tiene que hacer", puntualizó.

"Se lo decimos al país entero, es la Constitución, las leyes y la soberanía emanada del pueblo a la que el Poder Electoral obedece", indicó.