Poco más de la mitad de los 15 millones de ciudadanos de Malasia con derecho a voto habían acudido a las urnas en la elección parlamentaria que se efectúa este miércoles.

Las cifras de la Comisión Electoral indicaban que hacia las 13:00 horas (5:00 GMT), tras cinco horas de abiertas las casillas, la participación llegaba al 55 por ciento, 30 puntos porcentuales abajo de la cifra esperada de 85 por ciento.

Se eligen para un periodo de cinco años los 222 asientos de la Cámara de Representantes, que junto con el Senado conforman el Parlamento de este país asiático.

Los principales contendientes son el actual primer ministro Najib Razak y su antecesor Mahatir Mohamad, a la fecha de 92 años de edad y quien dirigió a este país por 22 años hasta 2003.

En juego se encuentra el predominio del Frente Nacional, que gobierna Malasia desde 1957 cuando alcanzó su independencia de Reino Unido, y para conservarlo deberá sortear acusaciones de corrupción y quejas por alzas impositivas.

A la fecha el Frente Nacional conserva el 60 por ciento del Parlamento, luego de que perdió su mayoría de dos tercios en los comicios de 2008.

En esta misma jornada también se eligen los 505 miembros que integran las 12 asambleas estatales malasias.

Najib, con una bancada de 132 curules, llegó a esta jornada en medio del escándalo por lavado de dinero que afectó al Fondo de Desarrollo que él mismo fundó.

Por su parte, la Alianza de la Esperanza, que regresó de su retiro al nonagenario Mahathir, suma 88 posiciones.

Reportes de medios de prensa señalan que la participación era amplia conforme se acercaba la hora de cierre de las casillas fijada para las 17:00 horas (9:00 GMT), aunque las autoridades electorales ya descartaron ampliar el horario.