El Congreso de Guerrero declaró improcedente la reincorporación de Marco Antonio Leyva Mena en la alcaldía de Chilpancingo, luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación pidió dar respuesta a la solicitud.

En un comunicado, el Congreso del estado dictaminó, en sesión ordinaria, dar respuesta fundamentada a la solicitud de Marco Antonio Leyva Mena, para reincorporarse al cargo de alcalde de Chilpancingo.

La diputada local, Silvia Romero Suárez, integrante de la Comisión de Asuntos Políticos y Gobernación, dijo que hay un cúmulo de solicitudes al Congreso del estado, por parte de organizaciones sociales, empresariales, trabajadores del Ayuntamiento capitalino y de la sociedad en general, en el sentido de impedirle el regreso a la alcaldía.

En la sesión se detallaron los problemas en el municipio, como el de la acumulación de basura en las calles, que representaba un riesgo sanitario para los habitantes.

Por ello, reiteró la Legisladora local que al tener competencia para conocer la solicitud de reincorporación, también la tiene para negarla.

Dijo que la restricción o limitación del derecho a ejercer el cargo de presidente municipal, es un mal menor que implicaría el no ejercicio de ese derecho por escasos cuatro meses ante un escenario de desgobierno del municipio, alta conflictividad y proceso electoral en marcha.

Advirtió que podría afectar la gobernabilidad en la capital del estado, ante la ola de demandas y malestares que se ha hecho evidente y que está suficientemente acreditada.