En México, el promedio de vida de un paciente diabético es de 57 años, casi 20 años menos que la media nacional y 15 millones de mexicanos padecen hipertensión arterial y 80 por ciento de ellos no lo sabe.

En un comunicado, la empresa Grupo Falcón explicó que comercializa en México módulos HDO que sirven para la detección temprana de hipertensión, diabetes y obesidad.

Con el sistema HDO, indicó, en estos módulos se puede conocer el estado, identificar sus factores de riesgo y tomar decisiones y acciones para mantener o mejorar su salud respecto a enfermedades que clasifica como H de hipertensión, D de diabetes y O de obesidad.

La diferencia con los métodos convencionales, es que el sistema HDO ofrece la detección, prevención y tratamiento integral de la hipertensión, diabetes y obesidad, así como las combinaciones que pueden derivarse, en una sola visita, puntualizó. 

Actualmente dichos módulos ya se encuentran en instalaciones y hospitales de la Secretaria de Salud federal, en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Con este equipo, personal médico puede realizar una revisión de los últimos tres meses en cuanto a niveles de glucosa, y no se limita al día o días anteriores, por lo que brinda al paciente un mejor seguimiento para tratar las condiciones de la enfermedad y su tiempo de espera es de 20 minutos.

El director general de Grupo Falcón, Agustín Amaya Chávez, mencionó que "para los organismos que han adquirido estos módulos, los beneficios son un cambio drástico en la salud de los empleados, además de una reducción de ausencias por incapacidad y menores gastos médicos, entre otras ventajas".