Confirma sentencia que Estado italiano negoció con la mafia

El Tribunal de Palermo, Sicilia, confirmó hoy que el Estado italiano negoció con la mafia en los 90 y condenó a penas de entre ocho y 12 años de prisión a tres exmilitares y al exsenador Marcello...

El Tribunal de Palermo, Sicilia, confirmó hoy que el Estado italiano negoció con la mafia en los 90 y condenó a penas de entre ocho y 12 años de prisión a tres exmilitares y al exsenador Marcello Dell’Utri, calificado como “la correa de transmisión” entre Cosa Nostra y Silvio Berlusconi.

El juez Alfredo Montalto leyó la histórica sentencia sobre la llamada tratativa entre el Estado y la mafia, emprendida en los 90 con el objetivo de que Cosa Nostra pusiera fin a la ola de atentados con los que ensangrentó a Italia.

El magistrado confirmó 12 años de cárcel para Dell’Utri, histórico colaborador de Berlusconi y quien ya cumple otra pena de más de siete años de prisión por participación externa en asociación mafiosa.

Los exgenerales Mario Mori y Antonio Subranni también fueron condenados a 12 años de cárcel, mientras que el excoronel Giuseppe de Donno recibió una sentencia de ocho años y el “capo” mafioso Leoluca Bagarella deberá pasar 28 años en prisión.

Los jueces absolvieron al exministro del Interior, Nicola Mancino, al tiempo que Masimo Ciancimino, considerado "súper testigo" en el proceso, fue sentenciado a ocho años por calumniar al exjefe de la policía, Gianni de Gennaro .

Por su parte, el “arrepentido mafioso”, Giovanni Brusca, se benefició de la prescripción de los delitos que se le imputaban

El fiscal Vittorio Teresi, miembro del equipo que instruyó el proceso, dedicó la sentencia a los exjueces antimafia Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, asesinados en 1992 en cruentos atentados de Cosa Nostra, así como a todas las víctimas de la mafia.

“Ha sido confirmada la tesis principal de la acusación, que tenía que ver con el infame chantaje hecho por la mafia al Estado y al que se doblegaron miembros de las instituciones”, declaró Teresi.

El fiscal sustituto Nino di Matteo, titular del caso desde el inicio del juicio en 2012, explicó que Dell’Utri funcionaba como “correa de transmisión entre los pedidos de Cosa Nostra y el entonces gobierno de Berlusconi” .

“La relación no era solamente con Berlusconi como empresario, sino también con Berlusconi como político”, reiteró Di Matteo, a quien Forza Italia -el partido del ex primer ministro- planea demandar por calumnia.

Según Di Matteo, la sentencia ha dejado claro que había miembros del Estado que ayudaban a Cosa Nostra, mientras los jueces antimafia, policías o civiles morían en los atentados que la organización criminal realizó a inicios de los 90 no solamente en Sicilia, siono también en Roma, Milán y Florencia.

Los sentenciados fueron declarados culpables del delito de violencia o amenaza a un cuerpo político, administrativo o judicial del Estado, por haber intimidado al gobierno con la amenaza de realizar otros atentados en caso de que no detuviera su ofensiva contra la mafia.

El veredicto fue aplaudido por miembros del Movimiento 5 Estrellas (M5S), el partido más votado en las elecciones del pasado 4 de marzo y que se ha negado a pactar con Berlusconi para formar el nuevo gobierno.

“Con la histórica sentencia sobre la tratativa Estado-Mafia se demuestra, de una vez por todas, que hubo miembros de las instituciones que pactaron con Cosa Nostra, entre ellos está Marcello Dell’Utri, fundador de Forza Italia y brazo derecho de Berlusconi", afirmó el exdiputado del M5S, Alessandro di Battista.

"Ahora el Caimán (Berlusconi) está más nervioso. Su sistema de poder se hunde bajo sus pies”, publicó Di Battista en su cuenta de la red social Facebook.