El director adjunto Comercial de Caja Popular Mexicana (CPM), Alfonso García Moreno, adelantó que la institución financiera buscará una mayor participación del mercado mexicano de remesas mediante el desarrollo del canal digital en proceso.

En conferencia de prensa con motivo de la firma de una alianza entre CPM, el desarrollador de soluciones tecnológicas Fiserv y de Siscoop, precisó que la entidad evalúa otro tipo de soluciones virtuales que faciliten la recepción de remesas entre sus socios y cuyas transferencias sumaron unas 40 mil en promedio de forma mensual a lo largo de 2017.

Subrayó que mantienen en progreso una inversión inicial de 80 millones de pesos para incorporar soluciones tecnológicas en la operación de la Caja, pues por ejemplo, en julio próximo, será lanzada su aplicación digital. 

Con la estrategia digital, destacó, habrán de sumar al menos un millón 500 mil nuevos socios en los próximos cinco años, lo cual implicará alcanzar tres millones 800 mil asociados.

Para Caja Popular Mexicana, refirió, es de singular relevancia continuar con la estrategia de modernización tecnológica, porque 60 por ciento de sus afiliados tiene entre 25 y 35 años, en tanto que por lo menos 35 por ciento de los miembros ocupará con mayor frecuencia el canal remoto (web o móvil) para hacer sus transacciones.

Indicó que con la incorporación de más herramientas tecnológicas esperan duplicar la colocación de préstamos en el plazo de un lustro, hasta cerca de 60 mil millones de pesos.

Respecto de la nueva App de CPM, mencionó que los socios podrán realizar por esta vía consulta de saldos de sus cuentas, depósitos, pago de servicios y recibir dinero de cuentas de otras instituciones financieras.

Además, resaltó, todas las transacciones mediante la solución digital contarán con los máximos esquemas de seguridad aprobados por las autoridades financieras del país, como es un sistema de mensajes que avise a los tarjetahabientes de los movimientos de cuentas personales y de un sistema de prevención de fraudes que detecta posibles operaciones extrañas.

El directivo reiteró que si bien ofrecer una banca digital es un servicio de valor agregado para los dos millones 400 mil socios con que cuenta actualmente la entidad, resaltó que con ello habrán de ampliar su labor de incentivar una mayor inclusión financiera en el país.