Los primeros migrantes de una caravana de más de un millar centroamericanos y nacionales que vienen en camino, llegaron la víspera a esta frontera, donde son atendidos por organismos civiles.

La activista y coordinadora de Ángeles sin Frontera, Lourdes Lizardi López, en entrevista, indicó que en el albergue Juventud 2000 son atendidos alrededor de medio centenar de migrantes, mayormente niños y mujeres centroamericanos.

Indicó que se trata de integrantes de la caravana más grande que ha habido de migrantes de Centroamérica y del país que llegan a esta frontera, sólo que este pequeño grupo viajó en camiones hasta aquí.

Refirió que la caravana migrante está integrada por un promedio de alrededor de mil 700 personas, la mayoría de los cuales vienen aún en camino y se han detenido en otras ciudades como la de México, Puebla y Guadalajara.

“Hombres, mujeres y niños que vienen en camino atravesando territorio nacional han llamado la atención del gobierno mexicano y del estadunidense; incluso se rumoró que se había disuelto, pero es mentira, nada detiene a un migrante”, aseveró.

Agregó que “se dieron algunos permisos para que anden libremente por el país por 20 días, igual que sucedió con los haitianos; ellos estaban en Guadalajara ayer todavía y ya vienen para acá. Los más pudientes, se han estado trasladando en camiones”.

Refirió que incluso algunos llegaron al municipio de Tecate y andaban perdidos, otros llegarán a Mexicali con Ángeles sin Frontera de ese lugar, donde existe un albergue muy grande con cabida para unas dos mil 600 personas, y otros vienen a Tijuana.

Añadió que unos 27 migrantes, casi todos hondureños llegaron primero y después otros 20, en su mayoría niños y mujeres, “lo hicieron en el albergue Juventud 2000 porque en otros a las 7 de la mañana los desplazan a la calle y tienen miedo porque no conocen aquí”.

Anotó que con la caravana migrante vienen abogados de migración, incluso estadunidenses, que les explican que no es fácil ser aceptada su solicitud de asilo en Estados Unidos, lo cual puede provocar la separación de las familias.