Ante la comunidad universitaria del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), la candidata a la Jefatura del Gobierno capitalino por el PVEM, Mariana Boy Tamborrell, calificó de arrogantes e irrespetuosas a sus contrincantes Claudia Sheinbaum, y Alejandra Barrales, por no atender a la invitación de esa comunidad académica.

"Me parece lamentable y una absoluta falta de respeto a la ciudadanía que Alejandra (PRD, PAN y MC) y Claudia (Morena, PES y PT) no se presentarán. La ciudadanía quiere conocer sus propuestas. Es un desprecio a los universitarios que no se hayan presentado", aseguró Boy Tamborrell.

En su intervención, la aspirante del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) propuso espacios específicos para las marchas y plantones, de tal manera que no se afecte el derecho de terceros ni de los propios manifestantes, así como para evitar las cuantiosas pérdidas económicas de la ciudadanía.

"Vamos a regular las marchas, de tal manera que se lleven a cabo en lugares donde no entorpezcan la actividad cotidiana de la población", dijo Boy Tamborrell.

La ecologista participó en el Conversatorio con las y los candidatos a la Jefatura de Gobierno, organizado por el ITAM, en donde aseguró que los dos problemas fundamentales en los que derivan su totalidad, son el crecimiento desordenado y la inseguridad.

"Uno de los problemas raíces del resto es el crecimiento desordenado de la Ciudad de México, porque dificulta que servicios vitales como salud y educación lleguen de manera igualitaria a la población".

Boy Tamborrell dijo que el otro gran tema es la inseguridad, y ejemplo de ello es que hay un número importante de feminicidios y violencia en las calles, en el trabajo y en el transporte contra las mujeres.

"Mis propuestas para enfrentar estos dos problemas son integrales y no de parches, como hoy la ciudad está, por lo que combatiré contundentemente la violencia de género y el resto de los delitos", advirtió la aspirante presidencial.

Asimismo, reiteró que duplicará a 240 el número de inspectores para las nuevas edificaciones y anunció que habrá cárcel para los responsables de obra que sean corruptos.