Aun cuando un juez federal negó la suspensión provisional al Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad de Sonora (Steus) por la declaratoria de inexistencia de la huelga, las labores continúan paralizadas.

El secretario general del Steus, Ismael Arredondo Casillas, confirmó en entrevista con medios que se les negó la suspensión provisional, pero la solicitud de amparo se radicó y deben aportar más elementos para conseguir la suspensión definitiva.

Reiteró que “nosotros hicimos lo correcto en cuestión del emplazamiento y los tiempos y la autoridad laboral determina que no; al final de cuentas esto lo deberá determinar un juez, son cuestiones que deben litigar para ver quién tiene la razón”.

El 16 de abril pasado, el Steus estalló la huelga en la Unison al no alcanzar acuerdos con las autoridades universitarias y la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA) declaró inexistente el movimiento porque se emplazó en forma extemporánea.

Arredondo Casillas mencionó que en paralelo al recurso de amparo que solicitó el Steus, la víspera el rector de la Unison, Enrique Velázquez Contreras, realizó una nueva propuesta al sindicato de incrementar 350 pesos de apoyo para despensa.

Señaló que ayer sostuvo un encuentro con el rector y se realizó un ofrecimiento formal, que a su vez se dio a conocer al Consejo General de Huelga y se elaboró una contrapropuesta de 400 pesos que se presentará este día a la autoridad universitaria.

Refirió que originalmente la demanda del Steus en el tema de la despensa, por la que no hubo acuerdo y se estalló la huelga, fue de 600 pesos.

Por su parte, la Universidad de Sonora indicó a través de un comunicado de prensa que el juez Décimo Segundo de Distrito resolvió negar la suspensión solicitada por el Steus y en términos legales, la huelga no estalló.

Es por ello que la acción de los trabajadores sindicalizados constituye un paro ilegal de labores, lo que pone en riesgo la relación laboral de los trabajadores con la institución.

Mencionó que el Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Unison debe entregar de inmediato las instalaciones y esperar a la resolución definitiva del amparo, tal y como lo marcan los cauces legales.