Motorola presentó en México sus nuevos equipos Moto g y Moto e, que cuentan con procesadores Qualcomm Snapdragon, evolución en pantalla, diseño y potencia.

Fabio Oliveira, director general de Motorola México, señaló que la aceptación que tiene en el país la familia Moto g es una construcción de marca que inició hace cinco años, cuando descubrieron un mercado que buscaba productos de buena calidad y funcionalidades premium a precios bajos.

Durante la presentación, destacó que la propuesta del Moto g, desde su primera generación, fue ingresar a este nicho de mercado, donde la gente va a pagar por lo que realmente necesita.

"El manifiesto de Motorola es cuidar a nuestros consumidores y ver lo que realmente importa, es una construcción de cinco años y aquí en México ya vendimos más de siete millones de teléfonos en sus cinco generaciones anteriores", apuntó.

Dijo que la expectativa para el Moto g6 es que sea la generación más vendida, pues en las anteriores se comercializaron entre 1.2 y 1.5 millones de unidades y para esta prevén llegar a dos millones.

El Moto g6 plus tiene doble cámara principal, cuenta con un sistema inteligente y avanzado que permite escaneo de texto y reconoce puntos turísticos, objetos y da información en segundos.

Además, la cámara frontal es de ocho megapixeles con flash led; su procesador octa-core de 2.2 GHz; cuatro GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento interno.

En tanto, el Moto g6 play destaca por la batería de cuatro mil miliamperios, un procesador central de 1.4 GHz combinado a los tres GB de RAM y 32 GB de memoria interna.

Por su parte, el Moto e5 plus tiene una batería de cinco miliamperios, cámara de 12 megapixeles y foco láser, así como un lector de huellas digitales que desbloquea el dispositivo en un sólo toque.

De acuerdo con los directivos de la compañía, la familia Moto g6 estará disponible en el país a partir de la próxima semana, mientras el Moto e5 se podrá adquirir próximamente.