La fotógrafa Anna Zekria, fundadora y directora de la agencia fotográfica independiente rusa Salt Images y parte del jurado del prestigioso certamen Andréi Stenin, destacó el papel crítico de la conciencia entre quienes dedican su vida a la tarea "titánica" de hacer fotografía.

"Es muy importante hacer todo de manera consciente", citó Zekria al gran fotógrafo Don McCullin, quien confesó que al momento de hacer su trabajo "no solo estoy haciendo fotos, estoy pensando”.

En una charla sobre el perfil de quienes aspiran a practicar el arte fotográfico, Zekria admitió que "no hay recetas universales" porque "todas las historias son individuales y cada uno tiene su propio desarrollo".

Aún así, apuntó que un fotógrafo joven siempre "ha de tener en cuenta que su trabajo, al igual que el de un periodista gráfico es precisamente eso, un trabajo, una labor titánica diaria, a menudo muy poco agradecida".

Zekria dijo igualmente que además de la creatividad exigible a un fotógrafo "existen requisitos técnicos", y recordó que "tan solo presentar trabajos para un concurso supone una tarea dificilísima".

Sobre qué es más importante para un joven fotógrafo entre ser contratado por una agencia o trabajar como "artista libre", Zekria admitió que se trata de un dilema difícil "porque todo es muy individual" y aún debido a que todas las agencias de fotografía "son muy diferentes", tal y como fotógrafos o pintores.

"Son antes que nada personas con carácteres y anhelos muy desiguales", expuso. Recordó que a lo largo de su carrera ha conocido "a personas brillantes tratando a los cuales tenía miedo de estropear algo y de despistarles. Sin embargo, uno se encuentra a gente así muy de vez en cuando", confesó.

Señaló que es frecuente que un autor necesite consejo o crítica profesional y mencionó a agencias de noticias como RIA Novosti, que consideró "una expriencia única" que sin embargo "no a todo el mundo le viene bien".

Agregó que conoce a fotógrafos muy importante que pasaron en su momento por Reuters, Associated Press (AP) "y la experiencia les enriqueció".

Hay también agencias más pequeñas, apuntó Zekria, al señalar que éstas se dedican a la distribución de archivos y proyectos acabados, pero que también "suelen buscar los trabajos del autor que les interesa".

Así que, dijo, los "jóvenes fotógrafos deberían tener bastante cuidado, porque, en caso de ser seleccionados y fichados, se les suele pedir completa exclusiva y se les atan las manos con contratos de años de duración".

En consecuencia y en las condiciones "de nuestro mercado la exclusiva no da más de sí, de modo que los autores acaban siendo esclavos".

Por supuesto, "existen tales agencias famosas como VII Photo Agency, Magnum, pero son casos aparte, porque a los principiantes no se les suele invitar allí", expuso.

Como parte del jurado del Concurso Internacional de Fotoperiodismo Andréi Stenin, Zekria confesó que su interés personal "no consiste en elegir al ganador, sino en conocer nuevos nombres, nuevos proyectos, sobre todo, los procedentes de las provincias rusas".

Además, "tras haber formado parte del jurado de los más variados concursos en todo el mundo, me es grato participar por fin en calidad de experto en un evento sectorial en Rusia", relató.

Andréi Stenin, reportero gráfico de la Agencia de Información Internacional Rossiya Segodnya, fue abatido en 2014 en el sureste de Ucrania, en un ataque que le costó la vida junto con los periodistas del sitio icorpus.ru Andréi Viachalo y Serguéi Korenchénkov y una veintena de lugareños y milicianos.

Stenin fue galardonado de manera póstuma con la Orden de la Valentía, la agencia Rossiya Segodnya organiza anualmente un concurso para fotógrafos jóvenes que honra su recuerdo.