El presidente de la Asociación Mexicana de Directivos de la Investigación Aplicada y el Desarrollo Tecnológico (ADIAT), Juan Manuel Romero Ortega, señaló que las áreas de ciencia, tecnología e innovación se deben ubicar como un tema de gran importancia en el diálogo nacional.

“Y debemos persuadir a nuestros actores políticos de que estos tres elementos representan una fuente invaluable de soluciones a los problemas que enfrentamos”, mencionó en el marco de la edición número 30 del Congreso Nacional de la ADIAT que se celebra en el Instituto Nacional de Medicina Genómica (INMEGEN).

Al anunciar a los ganadores de la edición número 26 del Premio ADIAT a la Innovación Tecnológica 2018, Arturo Vaca Durán, presidente de la junta de honor de la Asociación aseguró que las empresas innovadoras forman parte de un sistema de productos y servicios más competitivos que contribuyen al crecimiento del país.

Asimismo, reveló que en la categoría Micros, Pequeñas y Medianas Empresas, el primer lugar fue para Gresmex S.A de C.V., por su proyecto: Nanotecnología al servicio de la salud, el cual desarrolla un ingrediente activo nanoparticulado para neutralizar cualquier tipo de microorganismo patógeno.

Vaca Durán, también presidente de la junta de honor de la ADIAT, institución que forma parte de la mesa directiva del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT), indicó que el segundo lugar fue para la empresa Instituto de Investigación en Química S.A de C.V por el Desarrollo de un Instituto de Investigación y Desarrollo de principios activos para la industria farmacéutica nacional, el cual desarrolla principios activos que demanda la industria farmacéutica para evitar la importación.

La empresa Xilinat obtuvo el tercer lugar por la Producción sustentable de un endulzante natural beneficio para la salud, el cual aprovecha los residuos agrícolas para transformarlos en un endulzante para diabéticos y que además protege los dientes de la caries.

El comunicado del FCCyT apuntó que en la categoría de Grandes Empresas, el primer lugar fue para el Instituto Mexicano del Petróleo, por su desarrollo Nueva aplicación industrial de la técnica transitométrica para la cinética de crecimiento bacteriano o condiciones de operación (p, t) en ductos de distribución de hidrocarburos.

El segundo lugar también fue para el Instituto Mexicano del Petróleo por el desarrollo Caracterización de movimientos sísmicos del terreno para la evaluación de la instalación de infraestructura en el Golfo de México.

Intel Tecnología y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) obtuvieron el tercer lugar por el desarrollo Metodologías de optimización y herramientas de calidad en la validación pos silicio para enlaces de alta velocidad.