La Secretaría de Salud de Baja California supervisa los trabajos de fumigación en zonas con factores de riesgo del mosco Aedes Aegypti, para controlar su reproducción por ser transmisor del dengue, zika y Chikungunya.

Las autoridades estatales informaron que en el año 2017 se nebulizaron un total de 42 mil hectáreas en la entidad y en 2018, han sido siete mil 703 hectáreas nebulizadas, de las cuales tres mil 716 son del municipio de Mexicali.

Indicó en un comunicado que se cuenta con 155 brigadistas en la entidad, que se dividen en controladores larvarios, quienes hacen los estudios entomológicos y el control del vector mediante la fumigación aérea o residual.

Además, se promociona el saneamiento básico de las viviendas informando a la población las medidas preventivas para evitar los criaderos de este mosco, las cuales son extra e intra domiciliar, por lo cual es importante seguir los pasos “Lava, Tapa, Voltea y Tira”.

También, no dejar baldes o recipientes en el exterior de sus viviendas, floreros, macetas, neumáticos viejos, tanques o cacharros donde se acumule agua limpia, dado que es el hábitat perfecto para que el mosquito se reproduzca, anotó.

Aseguró que en esta ciudad se da prioridad a la zona noroeste, como a la colonia Baja California y Loma Linda, debido a que en el 2015 se presentó un brote de 207 casos autóctonos de dengue.

Las autoridades estatales hicieron un llamado a la ciudadanía para que cuando detecten a las unidades del programa de vectores, abran puertas y ventanas para que el químico haga mayor efecto.

Enfatizaron que el personal acude identificado con uniforme y gafetes oficiales para realizar estas actividades de manera gratuita.

Ante la presencia de síntomas como fiebre, malestar general, dolor retro ocular, en articulaciones o incluso exantema (ronchas en la piel) muy fino, deben evitar automedicarse y acudir a revisión médica de inmediato, para su temprana atención, manifestó.