La presidencia de Colombia agradeció hoy al gobierno y al pueblo ecuatoriano “toda la generosidad que han tenido al acoger y facilitar las negociaciones de paz con el ELN" desde febrero de 2017, luego que el mandatario ecuatoriano Lenín Moreno se retirara del papel de mediador.

El anuncio de Moreno se produjo luego del secuestro y asesinato de ciudadanos ecuatorianos en la frontera con Colombia, a manos de un grupo armado escindido de la desmovilizada guerrilla colombiana de las FARC.

El grupo armado Frente Oliver Sinisterra ha asesinado a dos periodistas y un conductor del diario El Comercio, así como cuatro infantes de marina, y fueron secuestrados dos ecuatorianos más en los últimos meses.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos “comprende las razones por las cuales el presidente Moreno haya decidido apartarse de su condición de garante y de anfitrión de estas negociaciones”, dijo la canciller colombiana María Ángela Holguín, en una declaración en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El gobierno de Colombia “iniciará inmediatamente los procedimientos pertinentes para trasladar esas conversaciones a uno de los países que previamente se establecieron como sedes alternas. Es más, se había decidido que las conversaciones se realizarían en diferentes países de manera itinerante”, dijo.

Holguín dijo que por décadas Colombia “ha tenido que afrontar este tipo de situaciones y ha aprendido que nunca hay que ceder ante el chantaje de los terroristas", y expresó que "Ecuador no ha tenido que sufrir esta dolorosa experiencia.

La canciller agregó que el gobierno nacional seguirá colaborando con las autoridades ecuatorianas "en todo lo que esté a su alcance para que se haga justicia por tan execrables crímenes”.

Añadió que el gobierno de Colombia desplegó a 12 mil soldados y policías para las campañas Atlas y Perseo en la frontera con Ecuador, y que otros 57 mil participan en la Operación Zeus, asi como grupos élite para apoyar con inteligencia las operaciones militares y policiales.

“Hemos adelantado igualmente operaciones coordinadas de interdicción contra las drogas como la operación Orión y se despliega la más grande operación de erradicación y sustitución de cultivos ilícitos”, subrayó la canciller.

Reiteró “la importancia que tiene para Colombia la relación con Ecuador. Destacamos la excelente comunicación y cooperación que hoy existen, como lo demuestran las recientes reuniones de gabinete en Pereira y de varios ministros en Quito”.