Hacia finales de este año, el mercado de smartphones en México tendría un crecimiento de 1.8 por ciento, debido a la madurez del mercado nacional, estimó la International Data Corporation (IDC).

“Hoy, el consumidor mexicano está dispuesto a pagar un poco más, pero también quiere recibir más especificaciones en su smartphone, ya que los consumidores tienen cada vez más información con la cual hacer compras inteligentes”, indicó el analista de Dispositivos Móviles para IDC México, Ricardo Mendoza.

El especialista de la firma de inteligencia de mercado y consultoría, refirió que los modelos situados en la banda de precios "media" han comenzado a ser importantes, pues igualan algunas características que, años atrás, solamente poseían los modelos "premium", como cámara o pantalla.

En un comunicado, IDC refirió que durante 2017, el mercado de smartphones decreció en unidades, 6.75 por ciento, sin embargo, en valor se incrementó 11.5 por ciento y los precios promedio aumentaron 19.5 por ciento.

El estudio más reciente de la consultoría sobre el mercado de smartphones en México, reveló que actualmente la tasa de reemplazo ha cambiado, con una tendencia de dos años, lo cual ha impactado en el consumo.

El año pasado, indicó, los operadores más importantes en el país dejaron de comprar una cantidad considerable de smartphones, desde un 2016 muy bueno para estos dispositivos.

Para el cuarto trimestre de 2017, este mercado decreció 7.0 por ciento, lo cual no es común cuando se compara el penúltimo y último trimestre de cada año, debido a las festividades navideñas.

A decir de los analistas de IDC, este año se está moviendo a ritmo lento con crecimientos moderados y para la segunda mitad del año no cambiará de forma significativa, aún con el proceso electoral en puerta.

Señalan que la perspectiva es de un crecimiento máximo de 2.0 por ciento para finales del presente año; además, habrá precios más elevados y estrategias de valor de parte de los fabricantes, basadas en las características técnicas de los teléfonos.