Los sectores industriales de México y Alemania establecerán un acuerdo de intercambio y colaboración para avanzar en la construcción de un modelo mexicano de industria 4.0, informó el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes Díaz.

Adelantó que esto tendrá lugar durante la participación de los industriales mexicanos en Hannover Messe 2018, la feria industrial más importante del mundo, la cual se efectuará del 23 al 27 de abril en Alemania.

México es el primer país hispanohablante y la primera nación de América Latina en ser elegida como país invitado a esta feria, lo que representa una oportunidad para generar posibles negocios, apuntó.

Señaló que en aquel país europeo se reunirá con la Asociación de la Industria Alemana (BDI) para establecer una carta de intención que formalice un acuerdo e involucre a la industria consolidada, las pequeñas y medianas empresas, y los emprendedores de ambas naciones, a fin de contribuir al desarrollo industrial mexicano.

“Crearemos modelos de trabajo, transmisión de conocimiento, metodologías, intercambios académicos, gerenciales y transferencia de tecnología; es decir, reafirmarnos como socios del presente y para el futuro”, expuso.

Se prevé que a la feria industrial arriben 150 empresas y organismos mexicanos para hacer difusión de sus productos y servicios, toda vez que el lugar privilegia los nuevos sistemas de producción enmarcados en la Cuarta Revolución Industrial, con más de seis mil 500 expositores de 70 países.

Cervantes Díaz recordó que Alemania es el principal socio comercial europeo de México y quinto a nivel internacional, así como el cuarto destino de las exportaciones y cuarto proveedor de importaciones del país.

“Nuestra presencia en Hannover Messe obedece a esta importancia, pues buscaremos una mayor complementariedad productiva entre empresas de ambas naciones e incrementar la presencia de lo 'Hecho en México' en los mercados europeos”, manifestó.

El líder industrial agregó que se tiene mucho qué aprender de las contrapartes extranjeras, en particular las germanas, pero también mucho qué aportar.