Los fiscales del condado de Kern, California, descartaron hoy presentar cargos contra dos agentes migratorios involucrados en un accidente en el que murieron dos inmigrantes indocumentados que trabajaban en un campo agrícola.

La policía de la ciudad de Delano había pedido a la oficina del fiscal de distrito que determinara si los agentes del Servicio de Inmigracion y Aduanas (ICE), Ramiro Sánchez y Dimas Benítez, deberían ser acusados ​​de dar información falsa debido a que sus declaraciones se contradecían con un video de vigilancia.

La fiscal del condado de Kern Lisa Green, consideró que no había "evidencia creíble" de que alguno de los agentes mintiera en su declaración y expresó sus dudas de que un cargo de ese tipo se pudiera perseguir legalmente.

El pasado 13 de marzo, los agentes Sánchez y Benítez intentaron detener a la pareja de indocumentados integrada por Santos Hilario García y Marcelina García Profecto, quienes viajaban en un vehículo marca Ford.

En un primer momento, la pareja se detuvo, pero luego intentó huir y debido al exceso de velocidad el auto en que viajaban se estrelló contra un poste de electricidad, causando la muerte de ambos, quienes dejaron huérfanos a seis hijos.

Según un informe de la policía de Delano, un oficial de migración aseguró que no persiguieron a los indocumentados con las luces y las sirenas de emergencia activadas, sin embargo, un video de vigilancia mostró que los autos de los agentes llevaban encendidas las luces.

La fiscal Green indicó que los dos agentes habrían obedecido las normas de tránsito y ninguno de los vehículos oficiales parece querer rebasar al Ford.

"¿Estaban los agentes siguiendo al Ford? Sí. ¿Estaban acelerando y/o pasando autos para alcanzar al Ford o aprehender activamente a las personas en el Ford? No", añadió la funcionaria, quien agregó que "eso no se describe en la evidencia de video ni en ninguna de las declaraciones de testigos que se nos proporcionaron".

Tres testigos civiles que fueron entrevistados por el Departamento de Policía de Delano dijeron que el auto de los indocumentados no era perseguido por ningún vehículo policial en el momento del accidente.

A la declaración de los testigos se sumó la conclusión del Departamento de Policía de Delano, según la cual, el factor principal del accidente fue un giro inesperado y el exceso de velocidad al que iba el vehículo de la pareja indocumentada.

La fiscal rechazó presentar cargos contra los agentes por una eventual declaración falsa, debido a que el accidente no habría sido causado por las luces de emergencia de los vehículos oficiales.

La decisión de la fiscal Green fue cuestionada por la Fundación de la Unión de Campesinos.

"Santos Hilario y Marcelina no obtuvieron justicia hoy del fiscal de distrito del condado de Kern", sostuvo Diana Tellefson Torres, directora ejecutiva de la Fundación en un comunicado.

"Eran trabajadores agrícolas que trabajaron arduamente para mantener a su familia. Ellos y sus seis hijos huérfanos son las últimas víctimas de la reciente campaña del gobierno federal contra trabajadores agrícolas inmigrantes", añadió.