El presidente estadunidense Donald Trump se retractó hoy públicamente de su intención de explorar el regreso de Estados Unidos al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), que abandonó en enero de 2017, a menos que los países participantes ofrezcan un “buen acuerdo”.

“No quiero regresar al TPP, pero si nos ofrecen un buen acuerdo al que no me pueda rehusar a nombre de los Estados Unidos, lo haría”, dijo durante una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Japón Shinzo Abe.

“Pero prefiero los (acuerdos) bilaterales, creo que es mejor para nuestro país, es mejor para nuestros trabajadores y preferiría un acuerdo bilateral, un acuerdo directamente con Japón”, precisó en su alocución, realizada en su residencia de Mar-A-Lago en Palm Beach, Florida.

El pasado 12 de abril, Trump instruyó a sus colaboradores económicos y comerciales a estudiar la posibilidad de regresar al TPP, que abandonó en una de sus primeras acciones de gobierno, tres días después de llegar a la Casa Blanca.

Trump firmó el 23 de enero de 2017 la orden ejecutiva con la que su gobierno puso fin de manera efectiva a la participación de Estados Unidos en el TPP, en cumplimiento de una promesa de campaña, lo que dijo que sería un enorme beneficio para los trabajadores estadunidenses.

El TPP fue negociado durante cinco años por Estados Unidos, México, Australia, Brunei, Canadá, Chile, Perú, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam.

Los países signatarios del TPP constituyen casi el 40 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y un mercado de más de 800 millones de personas.

La orden firmada por Trump en 2017 constituyó un acto protocolario, pues los republicanos en el Congreso ya habían rehusado ratificar el acuerdo, negociado por la administración del expresidente Barack Obama, que pretendía ampliar el intercambio comercial con las economías de rápido crecimiento de Asia.

Pero en su reunión con Abe, Trump insistió que su interes mayor es negociar un acuerdo bilateral con Japón, e hizo votos por un desenlace positivo, aunque su interlocutor dejó en claro que aún no hay un acuerdo firme en el tema.

Trump destacó que de hecho Estados Unidos tiene acuerdos comerciales bilaterales con seis de los 11 países participantes en TPP.

“A menos que nos ofrezcan un trato que no pueda rechazar, no voy a regresar al TPP. Vamos a ver qué pasa”, dijo Trump.