Los gobiernos de Venezuela y de España acordaron hoy el regreso de sus embajadores a sus respectivos cargos, al dar inicio a un proceso de normalización de sus relaciones diplomáticas.

El restablecimiento de las relaciones fue confirmada en un comunicado conjunto difundido en Caracas y Madrid, el cual indicó que la normalización se realiza en “beneficio de sus ciudadanos, que están unidos por estrechos vínculos que deben preservarse".

"Para ello han convenido hoy el regreso en los próximos días de sus embajadores, con el fin de restituir los canales de diálogo diplomático entre los dos gobiernos, en el marco del respeto mutuo y del derecho internacional", indicó el texto.

Ambos gobiernos expulsaron a los respectivos embajadores en enero pasado, luego de un desacuerdo diplomático entre los presidentes Nicolás Maduro y Mariano Rajoy.

El gobierno español ordenó la expulsión del embajador venezolano Mario Isea, luego de que Caracas declarara persona no grata al diplomático español Jesús Silva Fernández.

Sin embargo, Rajoy visitó Argentina la semana pasada y acordó con el presidente Mauricio Macri desconocer las elecciones venezolanas del 20 de mayo, cuando Maduro buscará una reelección.