El peso cerró la sesión con una depreciación de 0.24 por ciento o 4.3 centavos, al cotizar en 18.09 pesos por dólar al mayoreo, con lo que se frenó la tendencia a la baja del tipo de cambio que se observó desde la semana pasada, informó Banco Base

Explicó que la depreciación del peso está relacionada con una mayor demanda de dólares por parte de corporativos, en niveles cercanos a 18.00 pesos por divisa verde, y no es señal de que el peso seguirá perdiendo terreno en el corto plazo.

Hoy, el mercado permanece optimista de que se alcance un acuerdo preliminar del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) en las próximas semanas y está a la espera de que en los últimos dos días de esta semana se den a conocer avances, pues en Washington habrá reuniones de los ministros de los tres países, refirió.

Durante la sesión se dio a conocer en medios que el representante de Comercio de Estados Unidos planea concluir la renegociación en las próximas dos o tres semanas, lo cual es consistente con los comentarios más recientes del secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo.

La sesión se caracterizó por la ausencia de indicadores económicos relevantes para el mercado cambiario, por lo que el tipo de cambio se movió en función de noticias del exterior y de la demanda por coberturas, explicó Banco Base.

En este contexto, bancos de la Ciudad de México ofertaron el dólar libre hasta en 18.43 pesos, con una variación al alza de siete centavos en comparación con el cierre previo, y lo adquirieron en un precio mínimo de 16.85 pesos.