La Cámara de Diputados avaló reformas a la Ley Federal del Trabajo, para precisar que no se considerará discriminatorio cuando, para cumplir un trabajo específico, sea necesaria la habilidad o conocimiento que se solicite a fin de ocupar una vacante o el cumplimiento de una labor determinada.

El dictamen que reforma el párrafo tercero del artículo tres de esa ley, aprobado con 298 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones, se turnó al Senado de la República para sus efectos constitucionales.

Al fundamentar el dictamen, la legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Angélica Mondragón Orozco, dijo que existen determinadas labores que por su naturaleza es necesario que quien las realice cuente con aptitudes y habilidades específicas.

Señaló que la finalidad del párrafo tercero del artículo tres de la ley en cuestión es el establecimiento de excepciones a la prohibición expresa de condiciones de discriminación.

“La dictaminadora consideró viable la modificación propuesta debido a que su intención es especificar en qué casos no se considerará aplicable la prohibición de las condiciones de discriminación que prescribe dicho artículo”, subrayó.

Aclaró que también fortalece el principio de no discriminación, al no dejar en la ley elementos interpretativos o de carácter subjetivo que pudieran perjudicar a los buscadores del empleo.

En su turno, la proponente de la iniciativa, Gabriela Ramírez Ramos, dijo que la discriminación consiste en dar un trato desfavorable o desprecio inmerecido a determinada persona o grupo.

Lamentó que en la actualidad son muchos los grupos humanos que son víctimas de la discriminación todos los días, ya sea por alguna de sus características físicas, su forma de vida u otras diferencias que bien pueden ser motivo de distinción, exclusión y restricción de derechos.

Por ello, celebró que hoy se esté dando un paso más y muy concreto al combatir la discriminación. “Hoy nos embocamos en el ámbito laboral y en uno de los sectores más vulnerables de la población, me refiero a las personas adultas mayores".

Dijo que al cuidar sus derechos, los adultos mayores podrían mejorar su calidad de vida y no verse vulnerables ante cualquier situación de discriminación o maltrato a su persona.

La persona mayor tiene los mismos derechos humanos y libertades fundamentales que las demás personas, pero lamentablemente son los que más sufren al momento de buscar un empleo, finalizó.