El reto más importante que enfrenta el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) es la recuperación y restauración de bienes culturales afectados por los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017 y del 16 de febrero pasado, aseguró a Notimex el Doctor Diego Prieto Hernández.

El titular del INAH mencionó, en entrevista realizada en el marco del Día Internacional de Monumentos y Sitios, que se celebra este día alrededor del mundo, que el Instituto “tiene una tarea inmensa y un reto que el INAH no había tenido en sus ya casi 80 años de existencia, pues fue establecido por el entonces presidente Lázaro Cárdenas en 1939”.

Explicó que luego de la Revolución Mexicana, el país no había tenido una afectación tan severa y masiva en sus monumentos y sitios históricos y arqueológicos como la que dejó esa serie de terremotos. “Afortunadamente, María Cristina García Cepeda, secretaria de Cultura federal, ya anunció la culminación de las primeras restauraciones”, añadió Prieto.

Dijo que eso incluye la restauración de algunos bienes culturales, zonas arqueológicas, edificios históricos y bienes muebles, sobre todo, muchos relacionados con templos y edificaciones de carácter histórico de destino religioso ritual. “Esa es la tarea que hoy nos ocupa, sin abandonar las tareas académicas, de divulgación, protección jurídica y otras”.

Invitado a la celebración del Día Internacional de Monumentos y Sitios, subrayó que el país tiene un patrimonio riquísimo e inmenso desde los monumentos arqueológicos, históricos y artísticos, zonas de vestigios paleontológicos y patrimonio natural, hasta el que ocupa al INAH, que es el patrimonio que se vio muy afectado por los temblores.

“Hoy celebramos el Día Internacional de Monumentos y Sitios, porque así lo determinó la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), pero también hay que considerar al patrimonio vivo, que consiste en un conjunto de símbolos, referentes y valores que hace que nuestras comunidades y pueblos vivan en su diversidad”.

Explicó que México tiene una enorme diversidad cultural y que desde 1992 se reconoce como Nación Pluricultural, cuya condición se sustenta fundamentalmente en sus pueblos originarios, “pero también en todos sus componentes étnicos, lingüísticos y nacionales que han enriquecido el mosaico diverso de la cultura mexicana” como se le conoce en el mundo.

Cabe recordar que el INAH es responsable de más de 110 mil monumentos históricos, construidos entre los siglos XVI y XIX, y 29 mil zonas arqueológicas registradas en toda la geografía nacional (aunque algunos expertos han llegado a calcular que debe de haber 200 mil sitios con vestigios arqueológicos) de estas últimas, 181 están abiertas al público.

El INAH tiene a su cargo una red de 120 museos en todo el país, divididos en categorías, obedeciendo a la amplitud y calidad de sus colecciones, situación geográfica y número de sus visitantes; hay museos nacionales, regionales, locales, de sitio, comunitarios y metropolitanos.