Tianguis Turístico, más que una plataforma de negocios

El Tianguis Turístico, además de ser el evento más importante de negociación entre representantes de diferentes destinos en México y compradores internacionales, se ha convertido en un escaparate que...

El Tianguis Turístico, además de ser el evento más importante de negociación entre representantes de diferentes destinos en México y compradores internacionales, se ha convertido en un escaparate que muestra al mundo la gran gama de costumbres, tradiciones y cultura que tiene el país.

Este año la llamada “Perla del Pacífico” (Mazatlán, Sinaloa) fue la sede de la 43 edición de este importante encuentro, el cual concluye este miércoles, y que de acuerdo con cifras proporcionadas por la Secretaría de Turismo contó con la participación de 55 países.

Al evento asistieron casi tres mil expositores y cerca de mil empresas y compradores; sin duda, cifras que ayudarán a seguir posicionando a México como uno de los países más visitados en el mundo.

Mediante la presentación de las particularidades que caracterizan a cada entidad, el tianguis permitió a cada estado lucir con orgullo su particular folklore, gastronomía, sus trajes típicos, música, historias, sus leyendas y  bailes.

Por tres días, el centro de convenciones de Mazatlán se convirtió en un espacio colorido y festivo, donde se puedo ver desfilar a una catrina, un mariachi, un sacerdote maya, a un danzante prehispánico y una mujer caracterizada de la llorona.

Como en toda gran fiesta mexicana la música no pudo faltar, pues con tan solo caminar unos pasos se distinguen diferentes ritmos, que van desde sones jarochos, huapangos, marimba y hasta el jarabe tapatío.

Los ojos de los visitantes de diversos países se deleitaron con las temáticas que presentó cada stand dentro del tianguis: un mundo surrealista en el espacio asignado a San Luis Potosí, una representación del viejo oeste en Durango y un ambiente colonial en Zacatecas.

El Tianguis Turístico ofreció, además, una experiencia integral para quienes lo visitaron, pues se puedo degustar la amplia variedad de platillos típicos de cada región, con alrededor de 40 opciones que van desde pozole verde de Guerrero, cochinita pibil, mole oaxaqueño, aguachile o pescado a la veracruzana.

A esta gran fiesta mexicana, que tiene lugar en Mazatlán, Sinaloa, asistieron secretarios de Turismo de todos los estados, gobernadores, funcionarios, directivos de empresas y voceros de marcas.

También se reunieron miles de mexicanos dispuestos a presentar su mejor cara al mundo, los símbolos emblemáticos que les dan identidad y los motivos por los cuales cada destino es un atractivo único en el país.

Un año pasará para celebrar la próxima edición del tianguis, que regresará a la tierra que lo vio nacer: Acapulco; lapso en el que nuevamente los 32 estados del país se prepararán para mostrar al mundo la gran riqueza cultural mexicana.