Estudiantes apoyan en la recuperación de Valle de Mazatepec

El académico Héctor Morales dijo que el Proyecto de Aplicación Profesional (PAP) "San Pedro Valencia: saneamiento ambiental, renovación urbana y emprendimientos turísticos" del ITESO, implementa...

El académico Héctor Morales dijo que el Proyecto de Aplicación Profesional (PAP) "San Pedro Valencia: saneamiento ambiental, renovación urbana y emprendimientos turísticos" del ITESO, implementa estrategias en materia ambiental, económica, de salud y de construcción de ciudadanía en el Valle de Mazatepec.

Agregó que, durante el semestre, alumnos del ITESO trabajan con estudiantes de la preparatoria San Isidro Mazatepec en la elaboración del mobiliario de su cafetería con materiales reciclables, manejo de residuos orgánicos y la reforestación de los senderos tradicionales de la región.

El también profesor del Centro Interdisciplinario para la Formación y Vinculación Social (Cifovis) detalló que, en sus inicios, el PAP se enfocó en San Pedro Valencia, población cuya economía quedó devastada tras una contingencia ambiental en 2013.

Añadió que hoy el campo de acción son varios poblados del Valle de Mazatepec, "ubicado a unos 60 kilómetros al sureste de esta ciudad, en el que se encuentran las poblaciones de Ahuisculco, Cuxpala, La Villita, Las Navajas, San Isidro Mazatepec, San Antonio Mazatepec, San Ignacio de Carboneras y San Pedro Valencia".

Mencionó que, en esta etapa, el PAP "va de la mano con el Colectivo Mazatepec, formado por jóvenes de la región".

"Se trata de un PAP multidisciplinario en el que participan estudiantes de la Escuela de Negocios ITESO y de las carreras de Arquitectura, Nutrición y Ciencias de los Alimentos y las ingenierías Civil y Mecánica".

Dijo que un derrame de melaza en 2013 ocasionó la muerte de los peces de la presa El Hurtado y de la economía de los habitantes de San Pedro Valencia, "que se dedican, principalmente, a la pesca o en un restaurante a la orilla de la presa, en el municipio de Acatlán de Juárez".

Manifestó que un año después de la contingencia ambiental, los habitantes de San Pedro Valencia buscaron al Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) para encontrar alternativas de solución a su situación.

"Lo que les propusimos fue impulsar un proyecto orientado a que la gente tenga mejor capacidad para gestionar su desarrollo en materia social, ambiental y económica, añadimos una más que es la cohesión cultural", comentó.

A su vez, la profesora del PAP, Nalleli de la Torre Herrera, comentó que el reto fue reactivar la economía, "ver qué podían hacer los restauranteros con lo poco que tenían en ese momento, que, aunque tuvieran clientes, los locales reportaban pérdidas".

Explicó que estudiantes del ITESO trabajaron en el desarrollo económico del poblado con asesorías de administración de los restaurantes y en la mejora de los procesos de atención a clientes.

Afirmó que con los pescadores se desarrolló un proyecto de granjas piscícolas con la intención de diversificar las especies, "de un lado tenemos tilapia que es lo que hay a nivel nacional, pero de este lado podemos sembrar el bagre, el blanco de Nilo, otras especies, pero cuidándolas de la depredación de la tilapia".

De la Torre Herrera puntualizó que este semestre, un estudiante de Ingeniería Mecánica desarrolla una trituradora de lirio con la intención de resolver el problema que tienen en la presa.

Precisó que alrededor de 80 por ciento de la nutrición de los habitantes de San Pedro Valencia se basa en el pescado, el resto son tortillas o arroz, por lo que se implementó un huerto escolar y otro comunitario para ayudarles a pensar en una forma distinta de alimentarse, aunado a ello, se impartió un taller de nutrición.

"Después de estar tres años trabajando con la gente de San Pedro, nos dimos cuenta de que viven preocupados por lo que ocurra en la presa al día siguiente, así que decidimos hace un año intentar un trabajo más regional en el Valle de Mazatepec, y es así como el PAP se extendió a otras poblaciones", añadió.

Aseguró que la intención es la misma: que los pobladores sean capaces de orientar su desarrollo con un énfasis en especial en el cuidado del agua, "el agua nos interconecta, ese es el tema con el que entramos a todos los pueblos, somos parte de una cuenca hidrológica, la cuenca del Lago de Chapala".

"Si bien trabajamos fortaleciendo negocios, haciendo un plan de turismo rural, todo el tema es construir cohesión entre las comunidades para resguardar sus recursos".

Por su parte, Joaquín Flores Peña, un joven de 18 años que forma parte de la organización, dijo que " el ideal del Colectivo Mazatepec es ver personas empoderadas, que puedan organizarse más allá de los gobiernos, de las empresas; más bien darle a la gente oportunidad que se puedan organizar y cambiar sus comunidades".

Expresó que el colectivo lo forman jóvenes del Valle y uno de los alumnos que cursó el PAP fue quien sugirió vincularse y a impulsar distintos proyectos.

Resaltó que uno de ellos es la reforestación de caminos tradicionales "que todavía transitan los pobladores de la región, en fechas recientes estas vías también son usadas por tráileres que van a los bancos de arena, así que se hizo una propuesta para ordenar la movilidad creando, con árboles, una barrera natural entre ambos usuarios".

Flores Peña agregó que también se estructura un plan de manejo de residuos sólidos para los nueve poblados que están en el valle; además, se desarrolla tecnología alterna para el tratamiento de las aguas residuales y una propuesta de turismo rural.

Subrayó que en la preparatoria se hizo un diagnóstico de la nutrición de los estudiantes y encontraron niveles de obesidad y algo de desnutrición, por lo que se imparten talleres y se promueve la actividad física en colaboración con los profesores de la institución.