Exdirigente guerrillero dice que prefiere morir a ser extraditado a EUA

El dirigente de las desmovilizadas FARC, Jesús Santrich, detenido en la sede de la Fiscalía General con orden de extradición, negó las acusaciones de tráfico de cocaína a Estados Unidos y advirtió...

El dirigente de las desmovilizadas FARC, Jesús Santrich, detenido en la sede de la Fiscalía General con orden de extradición, negó las acusaciones de tráfico de cocaína a Estados Unidos y advirtió que prefería morir antes de que lo envíen a la justicia de ese país.

Santrich sostuvo en una entrevista con la emisora W Radio, desde su celda en la Fiscalía General, que su relación con el otro detenido, Marlon Marín, fue exclusivamente de trabajo.

“Él venía presentando unas ideas de proyectos productivos, específicamente sobre granjas econativas en las zonas donde se implementarían los acuerdos de reforma rural”, refirió.

El líder del partido Frente Alternativo Revolucionario del Común (FARC) sostuvo que desconoce a las otras dos personas que fueron detenidas por la Fiscalía General, con petición de extradición por parte de Estados Unidos.

"Los montajes están a la vuelta de la esquina. Yo confiaba en sus proyectos agroproductivos, en sus granjas econativas, no puedo responder por sus actos", dijo Santrich en referencia a Marín, sobrino del ex jefe negociador de las FARC, Iván Márquez.

Santrich también se refirió al narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero, a quien se lo presentaron como un inversionista interesado en proyectos productivos en Colombia.

"Es muy difícil que yo tenga en mi mente quién puede ser narco o no. A mi casa llegó mucha gente con la idea de contribuir a impulsar el proceso de paz y toda la gente que llegó fue registrada por la Policía Nacional y la UNP”, acotó.

Indicó que su casa "siempre estuvo con las puertas abiertas para todo el que quisiera entrar a hablar del proceso, entonces no tengo un registro detallado de quién puede estar o no involucrado, eso le corresponde a las autoridades".

Fuentes oficiales confirmaron este martes que Marín ya se encuentra en Estados Unidos como testigo protegido de las autoridades estadunidenses para el caso de la red de tráfico de drogas en la que está implicado Santrich.

Marín “no es el infiltrado en la operación de narcotráfico contra el exjefe guerrillero Jesús Santrich, pero ahora si está colaborando con autoridades de Estados Unidos dentro de este proceso”, dijeron agentes federales a la Unidad Investigativa del diario El Tiempo.